Grecia legaliza las uniones civiles para parejas homosexuales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Grecia legaliza las uniones civiles para parejas homosexuales

[blogMensGo, blog gay del 13-12-2015] El ministro griego de Justicia ha presentado un proyecto de ley que, de ser aprobado el 22 de diciembre de 2015 por el Parlamento, autorizará a las parejas del mismo sexo a contraer una unión civil. [Actualización. Votación de la ley, leer al final del artículo]

En Grecia, el matrimonio civil solo es legal desde 1981 y las uniones civiles (o « pacto de unión libre » según su denominación local), instauradas en 2008, están explícitamente reservadas a las parejas heterosexuales. Una pareja de gays y una pareja de lesbianas, que se habían casado argumentando que los textos reglamentarios sobre el matrimonio civil no precisan el sexo de los cónyuges, vieron después sus matrimonios anulados por una decisión judicial.

El muy homófobo obispo Ambrosios de Kalávryta y su barba contra natura

El muy homófobo obispo Ambrosios de Kalávryta y su barba contra natura

Un matrimonio rebajado

Además de ser accesible para las parejas homosexuales, la nueva reforma de las uniones civiles ofrecerá a sus beneficiarios derechos y ventajas comparables a los del matrimonio en materia social (pensiones), fiscal y sucesoria.

En cambio, las parejas homosexuales no tendrán derecho a casarse ni a adoptar.

El partido de izquierdas Syriza (en el poder), que no dispone de una mayoría absoluta en el Parlamento, cuenta con los votos de la oposición de centro o socialista para adoptar el proyecto de ley.

Imprecaciones de la Iglesia ortodoxa

La Iglesia ortodoxa griega – que está bajo la tutela directa del Estado – todavía no ha hecho pública su postura oficial, pero recuerda sus posturas anteriores sin negarlas. En 2008, había ejercido presión para que las uniones civiles estuvieran explícitamente prohibidas a parejas del mismo sexo.

En 2013, la Iglesia ortodoxa griega situaba la homosexualidad entre las « aberraciones de la institución familiar », igual que las uniones libres, el matrimonio civil y la familia monoparental. En la actualidad permite al obispo Ambrosios de Kalávryta dar rienda suelta a sus virulentas imprecaciones homófobas. Este prelado de barba hirsuta considera que los homosexuales son « monstruos de la naturaleza » y llama a sus ciudadanos a « rechazarlos abiertamente ».

Ya en 2013, el Tribunal europeo de los derechos humanos (TEDH) había condenado a Grecia por discriminaciones contra los homosexuales. Una nueva denuncia en proceso de instrucción concierne a su negativa a autorizar el matrimonio a dos parejas del mismo sexo de las que ya hemos hablado más arriba.

La extensión de las uniones civiles a parejas homosexuales pretende por tanto aplicar las directrices europeas sobre la ley griega, aunque sin legalizar el matrimonio homosexual, pese a que la Constitución griega garantiza la igualdad de todos los ciudadanos y el respeto a la diversidad.

« Corresponde al Estado garantizar la igualdad de derechos para todos », confirma el proyecto de ley en su exposición de los motivos, antes de recordar que este texto « no amenaza la institución del matrimonio ni los demás derechos constitucionales y los valores morales ».

El proyecto de ley ha sido adoptado

Actualización del 29-12-2015. El proyecto de ley que amplía las uniones civiles a las parejas homosexuales se adoptó la noche del 22 al 23 de diciembre de 2015 por 193 votos contra 56 (fuente | fuente).

Como estaba previsto, cinco formaciones políticas – entre ellas el partido en el poder, Syriza – votaron a favor del texto, mientras que una pequeña parte de la coalición gubernamental votaba en contra.

La instauración de las uniones civiles homosexuales « pone fin a una práctica anacrónica y vergonzosa para Grecia », declaró el Primer ministro Alexis Tsipras.

Grecia seguía siendo uno de los últimos países de la Unión Europea donde las parejas homosexuales no se beneficiaban de ningún estatus en particular. Por tanto vemos en las uniones civiles homosexuales un avance, pero la prohibición de la adopción homoparental y del matrimonio entre personas del mismo sexo rebaja a los ciudadanos LGBT a una segunda categoría.

La situación es más preocupante en tanto que las agresiones homófobas – verbales o físicas – se multiplican, ya que la ley griega no considera la homofobia como un delito penado. Los pretextos religiosos otorgan a las declaraciones más despectivas, incluidas las del clero ortodoxo, una apariencia de legitimidad que los poderes públicos no pretenden desmentir.

Philca & carram / MensGo
(vía L’Express del 11-12-2015)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg