El BFI London Film Festival 2017 plantea una programación LGBT muy atractiva

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

El BFI London Film Festival 2017 plantea una programación LGBT muy atractiva

[blogMensGo, blog gay del 25-09-2017] La 61ª edición del Festival de cine de Londres, o BFI London Film Festival 2017, tendrán lugar del 4 al 15 de octubre de 2017 en 14 lugares diferentes de la capital británica. En la programación encontramos una importante presencia LGBT.

El Festival de cine de Londres no debe confundirse con el London LGBT Film Festival, también conocido como BFI Flare, organizado también por el British Film Institute (BFI), pero cuya edición 31ª tuvo lugar en marzo de este año.

Aquí debajo, el vídeo oficial del BFI London Film Festival (4-15 octubre 2017).

La programación LGBT del festival se contempla al alza, ya que este año marca el cincuenta aniversario de la despenalización parcial de la homosexualidad en Inglaterra y el país de Gales, en 1967. Pero los organizadores no precisan el número exacto de largometrajes o cortometrajes LGBT programados para el festival de octubre.

La mención de un componente LGBT coincide con el anuncio de una programación más o menos específica para diversas minorías visibles (negros, mujeres, discapacitados) e invisibles (gays, lesbianas, inmigrantes). Ignoramos si hay que verlo como un acto de militancia, como un conformismo biempensante o como una forma más o menos disfrazada de estigmatización.

Sea como sea, y vista la amplitud de la agenda provisional, nos limitaremos aquí a mencionar cuatro títulos más o menos emblemáticos.

Antes de comenzar, señalaremos que la programación de octubre también propone una presentación especial del festival BFI Flare junto con la proyección de la película A Fantastic Woman, donde el realizador Sebastián Lelio nos presenta a una persona transgénero que se enfrenta a la muerte de la persona amada.

El BFI London Film Festival 2017 reagrupa parte de los 242 largos y los 128 cortos – procedentes de 67 países diferentes – en media docena de categorías temáticas o programáticas. La sección “amor” (Love) propone así al menos dos películas con contenido LGBT.

En Close-Knit, Naoko Ogigami dibuja el retrato de una mujer transgénero que vuelve a tener sentimientos maternales gracias a la joven sobrina de su novio.

Para hacerse una idea, hemos seleccionado voluntariamente el tráiler de la película en japonés sin subtítulos.

También en la sección Love y esta vez en primicia mundial, Carlos Marques-Marcet cuenta en Anchor and Hope la irrupción de un conquistador empedernido (David Verdaguer) en el pequeño apartamento de una pareja de lesbianas, Eva (Oona Chaplin) y Kat (Natalia Tena). Sin embargo, descubre que Eva, que pronto cumplirá cuarenta años, tiene muchas ganas de ser madre.
En ausencia de tráiler, solo podemos poner la única fotografía oficial disponible de momento.

Anchor and Hope, de Carlos Marques-Marcet, ¿una comedia más loca que la foto? ©BFI

Otra sección del festival presenta películas bajo la etiqueta Mayor of London (alcalde de Londres). Es el caso de Call Me By Your Name, largometraje de Luca Guadagnino ya presentada en 2017 en la Berlinale y en los festivales de Sundance y Sydney. Es la historia de un talentoso músico de 17 años, Elio (Timothée Chamalet), que conoce durante sus vacaciones de verano a un atractivo profesor de 24 años, Olver (Armie Hammer).

Aquí debajo, el tráiler de Call Me By Your Name – donde observamos que Elio parece tener menos de 17 años y Oliver muchos más de 24, pero poco importa siempre y cuando el flechazo se produzca antes del fin de las vacaciones…

El título más conocido de los cuatro largometrajes de los que hablamos aquí es también el único que compite en la sección oficial principal. Se trata de 120 battements par minute (o 120 BPM, tanto en francés como en inglés), película en la que el realizador Robin Campillo rememora el apogeo del Act-Up Paris, es decir la militancia y los happenings de los años 90 con el telón de fondo del sida y de una historia de amor imposible, ya que el sida mataba todavía en masa en esa época en los países ricos – Hervé Guibert, Jacques Demy, Miles Davis, Anthony Perkins, Cyril Collard, Arthur Ashe y muchos otros fueron las víctimas más conocidas.

Aquí debajo podemos ver el tráiler de 120 battements par minute, que representará a Francia en los Oscar en la categoría de mejor película extranjera el año que viene.

Ya solo el tráiler da ganas de ver la película de Campillo. Si sumamos la inspirada interpretación de los actores principales a Bronski Beat como banda sonora, entendemos el enorme éxito popular de la película y las distinciones que la crítica le ha dedicado, empezando por el gran premio del jurado en Cannes.

Pero la reacción de los medios franceses no ha sido tan unánime como parecería. Ningún medio de derechas ha hablado de la película ni del contexto en el que se desarrolla. Las revistas que han sacado el film en portada son de izquierdas, como es el caso de Les Inrockuptibles, cuya edición del 23 de agosto de 2017 lanza un grito de amor al cine.

Portada de Les Inrockuptibles del 23 de agosto de 2017.

Incluso la revista Le magazine du Monde, suplemento semanal de un diario actualmente más centrista que izquierdista, le dedicó su portada.

Le magazine du Monde, portada del 12 de agosto de 2017.

¿Significa eso que los franceses por fin han tomado conciencia de la realidad del sida, de la estigmatización que sufren los seropositivos, de la indispensable igualdad de derechos y de la belleza de cualquier amor, sea homosexual o heterosexual?

La respuesta no está del todo clara. En cualquier caso, hacen falta más películas como 120 BPM para mentalizar a las personas de todo el mal que hacen creyendo que hacen el bien.

MensGo & carram / MensGo

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg