En el Salvador, el Tribunal supremo invalida una enmienda constitucional que prohibía el matrimonio homosexual

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

En el Salvador, el Tribunal supremo invalida una enmienda constitucional que prohibía el matrimonio homosexual

[blogMensGo, blog gay del 07-02-2018] La cámara constitucional del Tribunal supremo del Salvador, mediante una resolución del 31 de enero de 2018, ha prohibido a la Asamblea legislativa (parlamento salvadoreño) validar una reforma constitucional que pretende limitar el matrimonio a parejas heterosexuales, negar el reconocimiento de los matrimonios homosexuales contraídos legalmente en el extranjero, prohibir a las personas transgénero casarse y prohibir la adopción a parejas homosexuales. La invalidación ha sido motivada por vicios procesales y por la inconstitucionalidad de ciertos elementos del proyecto de reforma. No precisan si esta resolución está ligada a la reciente decisión de la Corte interamericana de derechos humanos, en la que invitaba a América latina a legalizar el matrimonio homosexual.

Cinco magistrados por una decisión unánime. 🙂 ©csj.gob.sv

El 16 de abril de 2015, la Asamblea legislativa del Salvador había aprobado una modificación de los artículos 32, 33 y 34 de la Constitución relativos al matrimonio entre personas del mismo sexo. El parlamento había convocado un procedimiento de urgencia y votó el texto, sin inscribirlo en el orden del día, justo antes de finalizar la sesión parlamentaria.

En su decisión, tomada por unanimidad de los cinco magistrados, la cámara constitucional del Tribunal supremo considera que el legislativo no respetó los procedimientos constitucionales y que sobrepasó de manera manifiesta sus funciones. Además de no haberse establecido el carácter de urgencia, no corresponde al legislativo dictar los métodos de revisión constitucional. El vicio procesal es todavía más incontestable, según el Tribunal supremo, si se tiene en cuenta que el parlamento no se tomó la molestia de informar al gran público del debate en curso, lo que no permitió a la población expresar su opinión sobre un tema tan importante. Dicho de otro modo, la modificación constitucional no respetó la obligación de un debate previo.

Finalmente, una revisión constitucional solo puede validarse por mayoría de dos tercios (es decir 56 parlamentarios de 84) y por dos legislaturas diferentes. En 2015, solo 47 parlamentarios se pronunciaron a favor de las tres enmiendas constitucionales. Un caso parecido se había dado ya en 2009, cuando la Asamblea no confirmó una reforma constitucional votada en 2006 que pretendía prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En el caso del intento de reforma constitucional votado en 2015, el Tribunal supremo prohíbe ahora a la Asamblea legislativa confirmar dicha reforma, ya que se considera nula debido a los vicios procesales indicados más arriba y, al hacerlo, es contraria al orden jurídico salvadoreño.

La más alta jurisdicción nacional ya había tomado una decisión de inconstitucionalidad (nº. 33-2015) en 2015. Por eso ha rechazado la petición de inconstitucionalidad que le presentaron cuatro ciudadanos salvadoreños.

Las enmiendas constitucionales habían sido votadas, tanto en 2006 como en 2015, por representantes de la derecha conservadora.

Philca & carram / MensGo

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg