nov 102010
 
The kids are all right

Julianne Moore (a la derecha) pone de buena gana su notoriedad al servicio de sus convicciones. ©Overture Films/ Suzanne Tenner.

[blogMensGo, 10-11-2010]. Desde siempre comprometida con el matrimonio homosexual, la actriz americana Julianne Moore acudió al Festival International de Cine de Roma, el pasado 2 de noviembre, no sólo para promocionar The Kids Are All Right, película que protagoniza junto a Annette Benning, sino para hablar a favor de la homoparentalidad y, de paso, poner en el lugar que le corresponde –con tan sólo tres certeras palabras– a Silvio Berlusconi en su propio país, a raíz de las recientes declaraciones homófobas del primer ministro italiano.

En el film, Julianne Moore interpreta a Jules, una mujer lesbiana que convive desde hace veinte años con Nic (una espléndida Annette Bening, a la altura de su media interpretativa). La pareja ha criado a dos adolescentes nacidos a partir de un donante de esperma anónimo, a quien los chicos se empeñan en buscar e invitar a conocer a sus dos madres. La cinta viene precedida de una magnífica acogida en los Festivales de Sundance y Berlín –siendo galardonada con el Teddy Award al mejor largometraje en la Berlinale 2010– y su estreno en España parece inminente.

“Los niños necesitan dos padres que les quieran” declaró Julianne Moore. “Poco importa si se trata de dos mamás, de dos papás, o de una mamá y un papá”. En la familia retratada, como en tantísimas familias del mundo, hay dos progenitores, un sólido amor de fondo y una crisis de pareja. Pese al enfoque sutil, lleno de humor y alejado del tópico o de las situaciones idílicas que ha dado a su película la directora Lisa Chodolenko, la cinta –no cabía esperar otra cosa– recibió un buen número de ataques extremistas y homófobos nada más estrenarse en Estados Unidos.

En cuanto a la enésima salida de tono de Berlusconi, que afirmó que, en vista de su “agenda laboral ininterrumpida”, si alguna vez le ocurre que tiene que “mirar a la cara a una chica guapa”, sin duda prefiere “ser apasionado con las mujeres guapas que ser gay”. Julianne Moore se despachó con su habitual sobriedad y elegancia: “Pienso que se trata de una frase triste, retrógrada y estúpida”. “Insinuar o decir que hay algo malo en la homosexualidad… es desafortunado y vergonzoso que la gente continúe diciendo estas falsedades“, agregó.

Philca & carzam/ MensGo
(vía Yahoo! News del 02-11-2010)