Caso Piñeiro: crónica de un proceso

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Caso Piñeiro: crónica de un proceso

Jacobo Piñeiro

Carácter violento + sustancias + una sexualidad reprimida: una combinación fatal con las peores consecuencias. ©EFE

[blogMensGo, 25-09-2010]. Jacobo Piñeiro Rial, protagonista de uno de los crímenes contra homosexuales más aterradores –y oscuros– de la historia reciente de España, fue declarado ayer culpable de doble asesinato por un jurado popular, el mismo órgano procesal que lo absolvió de idéntico cargo en febrero de 2009. Este primer veredicto, uno de los más controvertidos en la corta vida –apenas 10 años– del jurado en España, produjo entonces desolación en los familiares de las víctimas, indignación en las asociaciones LGTB y una inédita oleada de estupefacción y disgusto en la ciudadanía.

Para este cambio en el rumbo procesal, los distintos testimonios han sido determinantes. “Eran los tíos más honestos que he conocido, muy buena gente", declaró uno de los amigos de Isaac Pérez y Julio Anderson Luciano, los jóvenes asesinados. Al parecer, la pareja iba a casarse con el fin, entre otros, de obtener para Julio la nacionalidad española. Otros testigos han coincidido en que ambos "eran muy confiados" con las personas y "para nada violentos". En cuanto a Piñeiro, dos testigos declararon con contundencia que el joven sí había mantenido con anterioridad relaciones con hombres, extremo que el acusado ha querido negar durante todo el proceso. También ha sido clave el testimonio de uno de sus ex amantes, a cuya casa Jacobo acudió después del doble crimen para pedirle cobijo. Éste afirmó que al condenado "le gustaban las prácticas sexuales violentas" y que en una ocasión vio cómo pegaba a su novia. El joven, que además es vecino de Piñeiro en la localidad pontevedresa de Cangas, asegura vivir atemorizado desde que Jacobo saliera de la cárcel en julio por vencimiento de su prisión preventiva.

Ayer, la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, dio así por finalizadas las cinco sesiones que ha comprendido la vista oral de este segundo juicio contra Jacobo Piñeiro, iniciado tras las alegaciones presentadas en julio de 2009 por la acusación particular y la fiscalía, que abocaron en la anulación del proceso anterior por parte del Tribunal Superior de Justicia de Galicia. El recurso del ministerio público se fundamentó en quebrantamientos de forma y en vulneraciones de la tutela judicial efectiva, pero sobre todo en su absoluta discrepancia con el planteamiento de legítima defensa y miedo insuperable que había utilizado, con éxito, la defensa de Piñeiro. Por su parte, la acusación particular añadió que al haber concurrido, presuntamente, un delito de hurto, el caso debería ser trasladado a un tribunal profesional.

No ha sido así, pero los familiares de Isaac y Julio pueden sentirse hoy algo más aliviados: el juicio se ha repetido por el mismo procedimiento, pero su desenlace ha sido sustancialmente distinto al de hace año y medio. Tras el veredicto unánime de culpabilidad por incendio y doble asesinato que han emitido los nueve miembros del jurado, sólo cabe esperar a que el juez establezca la pena correspondiente.

……………...

Actualización a 15-10-2010: 58 años de prisión (20 por cada uno de los dos asesinatos y 18 por incendio premeditado) y una indemnización de 400.000 euros en favor de Marta Pérez, madre de Isaac Pérez, en concepto de responsabilidad civil. Éste es el resumen de la sentencia que condena a Jacobo Piñeiro por el caso de la calle Oporto. Piñeiro fue citado por la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra a las 14 horas del 15 de octubre para que le fuera leída una sentencia condenatoria que se extiende a lo largo de 50 folios. “Un lujo de barbarie”: así describió el magistrado encargado de fijar la pena el doble asesinato de Isaac Pérez y Julio Anderson Luciano. El implicado adquirió de inmediato la condición de condenado por la Justicia y fue por ende esposado y conducido por la Guardia Civil a la pontevedresa cárcel de A Lama. Jacobo Piñeiro podrá recurrir esta sentencia condenatoria si lo estima oportuno.

Carzam/ MensGo
(vía toda la prensa, especialmente La Nueva España del 25-09 y El Correo Gallego del 18-09-2010)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg