Belgrado celebra un Orgullo Gay in extremis: más policías y saboteadores homófobos que manifestantes

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Belgrado celebra un Orgullo Gay in extremis: más policías y saboteadores homófobos que manifestantes

Parada

Tras una última edición catastrófica y 9 años de amenazas, los violentos no iban a ponerlo fácil tampoco este año. ©Parada.rs.

[blogMensGo, 11 de octubre de 2010]. Mientras que un millar de personas se congregaba ayer, bajo un impresionante despliegue policial, en el centro de Belgrado para celebrar el Orgullo Gay serbio, cientos de alborotadores homófobos, ultranacionalistas o religiosos atacaban el cordón de seguridad y causaban graves destrozos en dos barrios de la capital.

El desfile-manifestación LGBT propiamente dicho no sufrió grandes percances, más allá de su relativa brevedad; por otro lado, el sitio web oficial de la marcha permanece inaccesible mientras escribimos estas líneas, aunque su página en Facebook sigue operativa.

Numerosas personalidades acompañaron la bandera arcoíris en el corazón de Belgrado. Varios diputados hicieron el recorrido programado, mientras que las instituciones europeas estuvieron representadas por el jefe de la delegación de la Comisión Europea en Serbia, Vincent Degert, y por el representante especial de la Secretaría General del Consejo de Europa, Constantin Yerocostopoulos. También el gobierno serbio quiso estar presente a través del ministro de Derechos Humanos y Minorías, Svetozar Čiplić.

Los saboteadores intentaron, poco antes del inicio de la manifestación, abrir una brecha en la imponente servicio especial de orden, compuesto por unos 6.000 policías, mientras coreaban eslóganes del tipo “muerte a los maricones”. Una vez terminada la marcha, los violentos la emprendieron contra las fuerzas policiales, devastaron dos barrios centrales, destrozaron la sede del Partido Democrático (en el poder) y quisieron asaltar la de su aliado, el Partido Socialista de Serbia (SPS), así como las instalaciones de la televisión estatal, a lo que hay que sumar numerosos actos de pillaje en toda regla. El saldo final de los disturbios asciende a 140 heridos –124 de ellos policías– y 207 detenciones.

La víspera del Orgullo, varios miles de personas participaron por las calles de Belgrado, sin el menor incidente, en una “marcha de las familias ortodoxas” convocada por la Iglesia ortodoxa serbia.

La última edición del Orgullo Gay serbio tuvo lugar en 2001 y se vio empañada por importantes actos de violencia homófoba. Tanto es así, que en 8 años no se ha podido programar de nuevo una marcha de similares características; el año pasado, el acto festivo-reivindicativo se suspendió en el último momento por las amenazas de estos mismos grupos violentos. Por otro lado, muchos observadores consideran que los disturbios de ayer han sido más un pretexto que un objetivo absoluto para los agitadores: si bien es cierto que la consigna mayoritaria era “apalear al marica”, para muchos se trataba también de una ocasión perfecta para manifestar su desagrado con la política del actual gobierno y para protestar contra una eventual adhesión de Serbia a la Unión Europea. Dicho de otro modo, gays y lesbianas habrían sido los chivos expiatorios de una serie de reivindicaciones que en absoluto les incumbían.

Philca & carzam / MensGo
(vía Público del 19-09-2009 y toda la prensa del 10-10-2010, especialmente NouvelObs.com, RFI, Canadian Press y AFP)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg