El Ejército de EE.UU. se transforma oficialmente en gay-friendly

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

El Ejército de EE.UU. se transforma oficialmente en gay-friendly

Se ruega a los militares gay no confundir el micrófono con un...

«Juro servir homosexualmente a mi país» ©Lance Cpl. Vernon T. Meekins.

[BlogMensGo, 20-09-2011]. La derogación de la ley de 1993 que prohibía a gays y lesbianas declarados servir en el Ejército norteamericano se hace efectiva hoy, 20 de septiembre de 2011. Tras varios embates políticos y legislativos, la supresión legislativa fue finalmente aprobada por el Senado el 18 de diciembre 2010 y ratificada dos días después por el presidente Barack Obama. De esta manera, la homosexualidad y la bisexualidad dejarán de ser motivo de despido en el seno del Ejército estadounidense.

Excepción hecha del general James F. Amos, comandante supremo de los Marines, la jerarquía militar norteamericana es en general favorable a la integración de nuevos reclutas homosexuales. Tan sólo algunos lobbies ultra-religiosos y ciertos parlamentarios republicanos no han cejado en proclamar su oposición a la desaparición del tabú gay del Ejército. La transición a la era gay-friendly, en cualquier caso, se ha desarrollado con la mayor discreción y sin ninguna ceremonia especial para festejar el acontecimiento.

El Ministerio de Defensa norteamericano afirma que en nueve meses ha sensibilizado a un 97% de los militares, es decir, a más de 2 millones de personas, frente a la incorporación de nuevos compañeros homosexuales. De hecho, el Pentágono acepta ya desde hace varias semanas candidaturas de ciudadanos abiertamente homosexuales, considerando que su llegada no planteará complicaciones especiales, desde luego no mayores a las que representará la salida del armario de aquellos militares ya en activo.

La norma derogada en cuestión era conocida como Ley «Don’t ask, don’t tell» (Ni preguntes ni lo cuentes), pues en última instancia los homosexuales sí podían servir en el Ejército de EE.UU. mientras su homosexualidad o bisexualidad se mantuviera en secreto. Es decir, que de entre los 13.500 y 14.000 soldados gay despedidos por homosexualidad desde 1993, muchos deben su expulsión a una simple denuncia.

Todo militar que fuera sacado de filas por causa de su orientación sexual, podrán si así lo solicita volver a servir en el Ejército de EE.UU., aunque ninguna petición será aprobada de manera automática.

[Actualización del 22-09-2011. Acaba de tener lugar el primer enlace gay de un militar del Ejército estadounidense, por el que un oficial de la Marina ha contraído matrimonio con un civil. Todos los detalles en nuestro blog italiano.]

Philca & carzam/ MensGo
(vía toda la prensa del 20-09-2011, especialmente NouvelObs.com y Le Monde)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg