“The Advocate” celebra sus 45 años

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

“The Advocate” celebra sus 45 años

Invierte en un abogado invertido :-)

45 años te relegan a la categoría de antigualla en la prensa gay... O, si eres un optimista antropológico, a ser un gran clásico. ©The Advocate.

[blogMensGo, 13-09-2012]. 1967-2012. La mítica revista mensual The Advocate, la gran defensora impresa de los derechos LGBT en EE.UU., celebra su 45º aniversario en su número de septiembre. En su edición en línea, por el momento hemos encontrado los dos grandes ejes editoriales que marcarán este número: las fechas clave que han marcado la vida de la publicación y una lista de los 45 mayores homófobos de estos 45 años.

The Advocate es la revista LGBT más antigua que subsiste en los kioscos de los Estados Unidos. Nació para dar respuesta a las redadas policiales perpetradas en los sesenta en los bares gay del país. Y acompañó, en 1969, los tristemente famososo disturbios de Stonewall en Manhattan; en los años sucesivos y hasta la fecha, ha venido reflejando todos los acontecimientos y describiendo a todos los personajes que han dejado su impronta en la historia de la comunidad LGBT en los Estados Unidos. Aun cuando es una publicación centrada ante todo en la realidad norteamericana, su más que interesante presentación cronológica muestra, a través de varias fotos, que la historia de los derechos LGBT no se reduce a Harvey Milk (existió un precedente) ni a Amistead Maupin (quien cuenta con varios hijos putativos).

Parecida conclusión podría extraerse sobre los 45 mayores homófobos (de acuerdo con el sitio web) (los "35 peores homófobos" en su versión papel) de estos cuarenta y cinco años. El primer homófobo citado no es otro que la policía (sí, los maderos norteamericanos). Por lo demás, la lista mezcla personalidades estadounidenses con otras internacionales, independientemente de su notoriedad a escala planetaria. Y evidentemente y siguiendo este razonamiento, algunos nombres son universalmente conocidos, mientras que otros no han cruzado ni cruzarán la frontera mediática de los EE.UU.

Se encuentran en la lista varios azotes de la comunidad LGBT, muchos de ellos en activo y conocidos en todo el planeta. Empezando por el indescriptible Robert Mugabe (cuyas diatribas homofóbicas se analizarán sin duda en el campo de la psiquiatría), acompañado de Mel Gibson y Benedicto XVI. Los políticos republicanos Michele Bachmann y Rick Santorum también figuran, por supuesto, entre los mayores generadores de odio, pese a no ser ya finalistas para las presidenciales de este otoño.
……………..

[Comentario: No hay nombres españoles en este número de The Advocate. Lo que, como todos sabemos, no quiere decir que falten candidatos. A nivel nacional, sin duda este año encabezaría la lista el muy católico obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plà, que allá por principios de la primavera pasada, copó los medios con sus declaraciones esperpéntico-venenosas. Aquí os refrescamos la memoria:

"El principal aliado enemigo de la iglesia católica es la ignorancia". Reig Plà también alertó sobre aquellas personas que, "llevadas por tantas ideologías", acaban por "no orientar bien" la sexualidad humana y piensan "ya desde niños que tienen atracción por las personas de su misma sexo". Según el obispo, estas personas "a veces, para comprobarlo, se corrompen y se prostituyen, o van a clubs de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno. ¿Os pensáis que Dios es indiferente ante el sufrimiento de todos estos niños?".

Más allá de lo grave que pueda ser, judicialmente hablando, tamaña vomitona de bilis, reconcentrada y en plena homilía, que ante sus fieles y con la esperanza de contagiar al mayor número de éstos, exhibe un señor representante de una institución que se presume encargada de difundir la paz, el perdón, la solidaridad y el amor fraternal por el universo infinito desde hace la friolera de 2.000 años, las declaraciones en sí, a mi particularmente, me mueven a la risa. Pero risa de verdad: vamos que, desde el punto de vista psicológico-anatómico, me parto la caja.

Y más que por su contenido profunda y bochornosamente burdo, ruin y manipulador, estas palabras [que os reproducimos literalmente arriba, justo debajo del vídeo] me mueven al repiqueteo involuntario de mandíbula por un motivo puramente sintáctico –estoy seguro de que no le ocurre a nadie más en este planeta: se trata de la construcción “clubs de hombres nocturnos”. Las reglas lógico-semánticas del castellano prescribirían que, en este caso, lo correcto sería “clubs/clubes nocturnos de hombres”. Es decir, que el complemento del nombre acompañara inmediatamente al nombre del que es complemento. Expresado así, parecería que en la mente de Monseñor Reig Plà coexisten los hombres nocturnos con los diurnos, con las mujeres vespertinas, con los ancianos de la hora del aperitivo y con los niños que sólo lo son al romper el alba.

En realidad, como todos intuimos, la frase me parece una tonta traición del subconsciente. A saber qué estaba pensando Monseñor al hablar de “hombres nocturnos”. Pagaría millones por que me dejaran entrar (a reírme tanto y tan a gusto que a la salida sin duda tendría pasaje directo al infierno, claro) en tan exquisito cráneo.

Philca & carzam/ MensGo
(declaraciones literales de Reig Plà: Público del 07-04-2012)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg