Barack Obama pronuncia un discurso de investidura muy gay-friendly

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Barack Obama pronuncia un discurso de investidura muy gay-friendly

Foto juramento.

Obama jura sobre la Biblia que la Biblia está equivocada... ©Whitehouse/ DR.

Barack Obama se convirtió, ayer 21 de enero de 2013, en el primer presidente estadounidense que en su discurso de investidura adopta una posición abiertamente a favor de los derechos LGBT.

Obama no se ha conformado con comprometerse personalmente a favor del matrimonio homosexual. Sus declaraciones las hizo en presencia de los nueve miembros del Tribunal Supremo Federal de los EE.UU., ante quienes prestó juramento y quienes examinarán la cuestión del matrimonio entre personas del mismo sexo los próximos 26 y 27 de marzo.

El presidente aprovechó la solemne ocasión –y multitudinaria celebración– para señalar las similitudes entre los derechos de los negros, las mujeres y la comunidad LGBT. Llegó incluso a mencionar, en la misma frase, los nombres simbólicos de Seneca Falls (1848, derechos de la mujer), Selma (1965, derechos de la población negra) y Stonewall (1969, derechos de los homosexuales).

"Nuestro viaje no terminará hasta que nuestros hermanos y hermanas homosexuales sean tratados ante la ley como cualquier otra persona", insistió Obama, "porque si es cierto que hemos nacido iguales, entonces el amor que nos profesamos también debe, necesariamente, ir acompañado de igualdad”.

El elenco oficial de la investidura no fue menos arcoíris que el propio discurso de Obama. De esta manera, la lectura del famoso discurso « I have a dream » de Martin Luther King fue confiada al poeta homosexual (además de inmigrante y latino, y nacido por cierto en Madrid de familia cubana) Richard Blanco. En cuanto a la tradicional bendición, ésta fue oficiada por el Reverendo Luis León, quien suplicó una oración "para los homosexuales y los heterosexuales".

Frase literal discurso.

Obama lo ha dicho, ahora queda hacerlo! ©DR.

Ayer se sobrepasó con creces los niveles de gay-friendlismo de la primera investidura de Obama hace cuatro años (que ya recogió nuestra página hermana en francés el 13-01-2009). El Pastor Luis Giglio, quien debía oficiar la parte religiosa este año, fue rápidamente sustituido al conocerse un sermón homófobo que pronunció en los años 90.
……………..

[Comentario: Un discurso inaugural muy especial, y no sólo por su dimensión histórica. Fue también, creemos, un discurso visionario.

Barack Obama ya no es tan sólo el tibio apoyo de la comunidad LGBT. Ya no milita a trompicones: parece haberse a fondo en la lucha por la igualdad universal de derechos, empezando por el derecho al matrimonio gay y nada más echar a andar su segunda legislatura.

¿Debemos ver en este gesto un deseo de influir en el Tribunal Supremo, a cuyos debates de marzo seguirán las conclusiones de sus deliberaciones en junio? Esto es sin duda así, al menos de manera indirecta. ¿Debemos ver la voluntad de acompañar la evolución social de Estados Unidos, cuya población está ahora –y por vez primera– mayoritariamente a favor del matrimonio gay? Sin duda es cierto también, al menos en cierta medida.

Pero en lugar de apoyar a la sociedad, Obama prefiere precederla en estos momentos y hacerse pionero más que perseguidor.

Su discurso inaugural de ayer tenía por objetivo, ante todo, presentar al interlocutor único del presidente Obama: la posteridad. Porque en su segundo y último mandato, Obama tan sólo tiene un desafío ante sí: el de inscribir su nombre en las cotas más altas de civismo, humanismo y democracia de la historia de Estados Unidos y Occidente.

Ojalá pueda.

Philca & carzam/ MensGo
(vía toda la prensa del 21-01-2013, especialmente Le Point y Los Angeles Times)

 

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg