Francia: peticiones homófobas en saco roto

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Francia: peticiones homófobas en saco roto

François Hollande y Jean-Paul Delevoye.

Delevoye consigue que el corpulento Hollande parezca a su lado un tirillas de poca monta 🙂 ©Présidence de la République/ Laurent Blevennec.

[blogMensGo, 27-02-2013] Jean-Paul Delevoye, presidente del Comité Económico, Social y Medioambiental francés (CESE), ha comunicado que la institución que representa declarará improcedente la petición que se le remitió el pasado 15 de febrero por parte de los opositores al “matrimonio para todos". El CESE deberá pronunciarse antes de fin de mes sobre la admisibilidad del texto.

El artículo 69 de la Constitución francesa establece que el CESE debe emitir un dictamen sobre los proyectos y propuestas de ley. Sin embargo, los detractores del matrimonio gay, bajo el liderazgo de la cómica ultra-católica Frigide Barjot (si conocéis el francés, os recomendamos este excelente retrato del personaje cuyos ojos enfocan muy, muy a la derecha) solicitan al CESE un último intento por hacer descarrilar el proyecto de ley aprobado por la Asamblea Nacional.

Si se cumplen las condiciones prescritas para una validez sustantiva de la petición –que reivindica 690.000 firmas– el CESE deberá pronunciarse sobre la admisibilidad de la misma. Y dado que los firmantes piden a la institución una actuación que no está en su poder, sin duda la petición será declarada no admisible, según explicó el mismo Jean-Paul Delevoye, conforme a la postura oficial que adoptó su institución (texto aquí) al presentar la señora Barjot las firmas en cuestión: “Los dictámenes del CESE son de naturaleza consultiva: en ningún caso pueden éstos tener un carácter suspensivo sobre un proyecto o una propuesta de ley en trámite parlamentario”.

El CESE sí puede intervenir en un debate parlamentario. Lo que no puede es, llegado el caso, hacer naufragar ningún proyecto legislativo, ni tampoco suspender el correspondiente procedimiento parlamentario, ni menos aun conseguir revocar un texto aprobado por cualquiera de las dos Cámaras del Parlamento .

Philca & carzam/ MensGo
(vía Le Monde del 22-02-13)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg