En Estados Unidos, las parejas LGBT se casan distinto

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

En Estados Unidos, las parejas LGBT se casan distinto

[blogMensGo, 15-07-2013]. ¿Una boda gay o lésbica es distinta de una heterosexual? En Estados Unidos, una encuesta conjunta de The Advocate y The Knot, publicada el pasado 28 de junio de, muestra sustanciales diferencias entre unos enlaces y otros.

Aquí, la encuesta: análisis | infografía

Gráfico encuesta

Dime cómo te casas y te diré si eres gay... 😀 Puedes hacer clic para agrandar la imagen. © Theknot.com.

El sondeo de The Advocate y The Knot (del que ya os hablamos en este otro artículo de hoy) sobre la manera de concebir las bodas que tienen las parejas estadounidenses muestra, por ejemplo, diferencias significativas entre lesbianas y gays. Las damas son mucho más propensas que los caballeros a respetar las tradiciones: propuesta de matrimonio rayando en lo muy formal, ceremonia ante el altar, cambio del apellido de una de las dos cónyuges…

En cualquier caso, las diferencias entre gays y lesbianas son bastante menores que la brecha cuasi-cultural que separa a la población LGBT de la heterosexual en lo referido al matrimonio, su preparación y sus consecuencias. Mientras que el 76% de las novias toman el apellido de su marido, el 62% de las parejas homosexuales no cambia ninguno de los dos apellidos tras la boda.

Matrimonio tradicional, aunque no demasiado

Igualmente divergente es la actitud de las parejas antes del enlace. Si un 91% de las parejas heterosexuales pasa por una propuesta de matrimonio firme y un compromiso oficial, tal formalidad se da en tan sólo un 58% de las parejas homosexuales. Este porcentaje incluye un 16% que lo hacen todo según las reglas de la tradición, pero también el 14% que tira de creatividad para su propuesta de matrimonio. Del mismo modo, un 40% de las parejas LGBT optan por una boda más bien "informal", frente al 16% de las parejas heterosexuales.

También se palpan diferencias flagrantes en lo tocante al dinero. Las parejas LGBT son dos veces más propensas que las heterosexuales a asumir sus propios gastos de boda: en concreto, un 86% contra un 40%. Sin duda esto guarda relación con el hecho de que en tan sólo una de cada cinco parejas del mismo sexo (19%) pide la mano a sus futuros suegros, mientras que entre las de sexo opuesto, dos parejas de cada tres (67 %) respetan esta tradición.

Las diferencias observadas en la encuesta de The Advocate y The Knot se refieren también a la manera de solemnizar la boda y a la luna de miel: los heterosexuales estadounidenses son mucho más propensos a celebrar ceremonias en las que la religión esté presente de una u otra manera que –como por otra parte es comprensible– los gays y lesbianas, que prefieren ir a un juez de paz. Además, los homosexuales, si bien sacrifican menos por la tradición de la luna de miel, también gastan más dinero en el viaje de recién casados.

Philca & carzam/ MensGo
(vía The Advocate y The Knot du 28-06-2013)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg