Homofobia contra Premier League: 1-0

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Homofobia contra Premier League: 1-0

[blogMensGo, blog gay del 29-10-2013].Los clubes de la Premier League, jugadores incluidos, tendrían que haberse puesto o exhibido unos cordones arcoíris como símbolo de la lucha contra la homofobia, durante los partidos de los pasados 21 y 22 de septiembre. Casi nadie lo hizo. Tal vez por causa de un doble error de casting. Aclaremos.

Cartel campaña

"No nos importa en qué equipo juegues. Paddy Power: Todos respaldando a los futbolistas gay" [o, literalmente: justo detrás de los futbolistas gay] 😆 © Stonewall.org.

La operación cordones multicolores partió de Stonewall, organización LGBT con mucho renombre en el Reino Unido. La idea consistía en lucir cordones arcoíris con el fin de mostrar el apoyo de jugadores y clubes a la lucha contra la homofobia tanto en el terreno de juego como en las gradas.

El Everton es el único club de la Premier League –la primera división del campeonato de Inglaterra y Gales– que pidió explícitamente a sus jugadores el portar cordones arcoíris para sus partidos del fin de semana. Y el defensa Phil Jagielka se prestó con su mejor intención a tal propósito.

Giroud y Lineker, embajadores gay-friendly

Algunos jugadores de un sitio u otro también se ataron sus botas en la modalidad arcoíris. Por ejemplo, Olivier Giroud (del Arsenal), Aron Gunnarsson (del Cardiff) y Robert Snodgrass (del Norwich). Y algunos pocos entrenadores hicieron lo mismo a imagen de Alan Pardew (Newcastle). A los que, también, se sumaron varias viejas glorias del fútbol británico, como Gary Lineker y David Ginola.

De los veinte clubes de la Premier League, seis clubes dejaron al libre albedrío de sus jugadores el usar cordones normales o arcoíris: Chelsea, Crystal Palace, Fulham, Hull, Manchester City y Newcastle. La mayoría de los restantes optaron por no comunicar el tema. Mientras que siete clubes se negaron a participar en esta operación: Liverpool, Manchester United, Southampton, Tottenham, West Ham y Norwich.

Joey Barton, tras los pasos de Justin Fashanu

Hasta la fecha, tan sólo un jugador profesional del fútbol británico ha revelado su homosexualidad en el transcurso de su carrera deportiva. Se trata de Justin Fashanu (ver, en nuestra página hermana francófona, su artículo del 12-03-2009, dedicado a Justin Fashanu, futbolista gay suicidado). Este ex-internacional inglés dio sus primeros pasos profesionales en el Norwich.

Cartel apoyo

Joey Barton, el mal chico bueno del fútbol británico. ©Joeybarton.com.

¿Por qué tan poco entusiasmo entonces por una operación destinada a luchar contra la homofobia? ¿Por qué tan pocos profesionales decidieron no participar? ¿Por qué tan sólo un club animó a sus jugadores a enmarcar de arcoíris sus zapatos?

Los motivos del fracaso

Ciertamente, como explica Stonewall, “en una semana, decenas de miles de personas, entre ellas jugadores, aficionados, periodistas deportivos y políticos manifestaron su expresado su apoyo a esta campaña y a los jugadores y aficionados gay". Stonewall precisa inmediatamente que varios pares de cordones arcoíris fueron enviados a 134 clubes de fútbol profesional en todo el Reino Unido.

¿Por qué tal fracaso entonces? ¿Por qué esta campaña, titulada "Right Behind Gay Footballers" (Todos respaldando a los futbolistas gay) ha sido saboteada, empezando por los propios órganos de la Premier League, a pesar del éxito en Twitter del hashtag #RBGF?

La respuesta es doble.

La elección del principal representante en esta movilización tal vez haya enturbiado las aguas. Si a los autóctonos se les pregunta qué chico malo del fútbol británico se ha distinguido por sus excesos homofóbicos, hay grandes probabilidades de que en la lista de respuestas esté incluido en los primeros puestos el nombre de Joey Barton. Es notorio que este miembro de los Queens Park Rangers ha emitido comentarios homofóbicos contra Fernando Torres y transfóbicos contra Thiago Silva.

Joseph Barton, la bicefalia del fútbol británico

Pese a todo, fue Joey Barton el seleccionado como portaestandarte de los cordones arcoíris. En enero de 2012, Barton explicaba a la sobrina de Justin Fashanu –que acabó suicidándose tras revelar su homosexualidad y sentir un insufrible acoso, en gran parte proveniente del mundo del fútbol– en una entrevista de televisión que apoya los derechos de los gays y la salida del armario de los futbolistas homosexuales. Entre otras razones, porque su propio tío es gay.

Por muy sinceras que parezcan sus convicciones homófilas, Joey Barton presenta un perfil susceptible de emborronar cualquier actuación futura en este terreno. Al menos frente al público general, pues cierto es que goza de una alta popularidad entre los grandes hinchas del fútbol y cuenta con dos millones de seguidores en Twitter.

¿Y por qué, además, algunos clubes llamaron a un boicot y a otros les bastó delegar esta decisión en sus propios jugadores? El Chelsea resumió el malestar generado en un comunicado: "Apoyamos plenamente los principios que impulsan [esta acción], pero la misma nos plantea una serie de problemas en su formulación actual, entre ellas la falta de consenso y la vertiente comercial".

Paraguas para un día de sol

Este mismo término, "falta de consenso”, absolutamente impreciso y multiusos, es el utilizado por los órganos de la Premier League para desplegar sus paraguas, darse la vuelta y marcharse sin despedirse. En cuanto a la "vertiente comercial", su nombre es Paddy Power, coorganizador de la operación de cordones arcoíris.

Paddy Power es una conocida casa de apuestas deportivas en el Reino Unido. La misma empresa también es el patrocinador oficial del Everton, lo que sin duda explica la predisposición de este club inglés hacia esta iniciativa gay-friendly.

Tweet de Joey Barton

Joey Barton. Futbolista, tweeteador, filósofo y… ¿homófilo? ©DR.

Si tanto jugadores como clubes han sido propensos a boicotear el funcionamiento de esta campaña, se debe en gran parte a que el nombre Paddy Power, al que ésta estaba indisolublemente asociada. Bien es cierto que los cordones arcoíris no portaban ni el logotipo ni el nombre del patrocinador, pero Paddy Power no goza precisamente de una reputación intachable en el mundo del fútbol profesional británico. En un momento dado, la casa de apuestas se aprovechó de los profesionales del balompié durante una campaña publicitaria bastante excéntrica, en la que los futbolistas acabaron quedando como los tontos de la fiesta. Lo que sin duda demuestra cuán poco se aprecia la presencia de Paddy Power tras esta iniciativa, que ha sido percibida como una ofensa por muchos jugadores, entrenadores y clubes.

Buenos ingredientes, receta equivocada (o al revés)

La conclusión es que los mejores ingredientes no bastan para garantizar el éxito de una receta. Tenemos por un lado a la asociación LGBT Stonewall, al chico malo arrepentido y a unos empresarios astutos, que podrían ser muy buenos componentes por separado. Juntemos a los tres y, con bastante probabilidad, la cosa degenerará en un rosario de la aurora, hasta en un equipo de alevines durante un torneo de fútbol sala.

La próxima vez, Stonewall debería reclutar a verdaderas superestrellas (como Robin van Persie, Wayne Rooney o Gareth Bale, además de Joey Barton) y establecer un consenso entre clubes respecto al patrocinador, quien, por lo que parece, podría ser cualquiera menos Paddy Power. Se nos ocurre, por ejemplo, una famosa red internacional de encuentros gay o también un fabuloso blog de información gay como el que estáis leyendo en estos precisos momentos.

Philca & carzam/ MensGo
(vía Daily Telegraph del 16-09 y Daily Mail y Foot d’elles del 01-10-2013)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg