Matrimonio homosexual: enredo legal y judicial en Alabama

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Matrimonio homosexual: enredo legal y judicial en Alabama

[blogMensGo, blog gay del 12-02-2015] Un fallo del Tribunal federal de apelaciones de Mobile que considera inconstitucional la prohibición del matrimonio homosexual en Alabama entró en vigor el pasado 9 de febrero. Enseguida la administración local se dividió en dos campos opuestos: de los 67 condados, algunos han casado a parejas del mismo sexo, pero dos tercios de ellos se niegan a expedir licencias de matrimonio a parejas homosexuales.

Repaso de los hechos

  • Enero de 2015. Callie V.S. Granade, juez del Tribunal federal de apelaciones de Mobile (Alabama), emite una decisión que afirma que la prohibición del matrimonio homosexual en Alabama es inconstitucional.
  • 8 de febrero de 2015. Roy S. Moore, magistrado jefe del Tribunal supremo de Alabama, ordena a los jueces y funcionarios ministeriales que no expidan ninguna licencia de matrimonio a parejas de gays y lesbianas. Ni siquiera después de la entrada en vigor de una decisión federal contraria. El motivo: la Constitución federal no se aplicaría en Alabama.
    Numerosos jueces encargados de la atribución de licencias matrimoniales deciden obedecer a Roy Moore mientras esperan una aclaración jurídica incontestable.
  • 9 de febrero de 2015. La decisión de la juez Granade entra en vigor. Por siete votos contra dos, el Tribunal federal supremo deniega una suspensión de ejecución hasta que el caso no sea recurrido.
    Varios condados proceden a celebrar matrimonios homosexuales.
    Se presenta una petición de requerimiento para obligar a todos los funcionarios ministeriales a expedir licencias de matrimonio homosexual.
  • 10 de febrero de 2015. Luther Strange, ministro de Justicia de Alabama, declara ante la justicia contra un posible requerimiento.
  • 12 de febrero de 2015. Un juez federal debe oír los respectivos argumentos de los partidarios y de los adversarios de un posible requerimiento a los funcionarios ministeriales para que otorguen licencias matrimoniales a parejas homosexuales.

La batalla judicial no ha terminado

Los recientes golpes de efecto no hacen más que anticipar la batalla judicial que está por venir. Podemos imaginarnos al menos cuatro episodios principales, sin tener en cuenta los secundarios.

  1. Recurrir al Tribunal federal de apelaciones de Mobile (en curso). Los detractores del matrimonio homosexual quieren invalidar la decisión de la juez Granade mediante una votación en sesión plenaria.
  2. Recurrir a la justicia federal (en curso). Se trata de determinar si el estado puede o no ordenar a los jueces y funcionarios ministeriales expedir licencias de matrimonio entre personas del mismo sexo, es decir antes de que se emita una sentencia federal con carácter definitivo.
  3. Recurrir al Tribunal federal supremo (en curso, cf. nuestro artículo del 21 de enero de 2015). En principio sólo cuatro estados (Kentucky, Michigan, Ohio y Tennessee) están implicados, pero sin duda la futura sentencia del Tribunal supremo se aplicará de facto al conjunto de Estados Unidos.
  4. Recurrir al Tribunal supremo de Estados Unidos o de Alabama (posible). Los detractores del matrimonio homosexual afirman que un depositario de la autoridad pública debe ser libre, en función de sus convicciones religiosas, de aceptar o rechazar cualquier trámite que pretenda unir a parejas del mismo sexo. Según ellos, la legislación del matrimonio homosexual en el conjunto del país no impide que se puedan difundir sus convicciones religiosas frente a todo.

Ultraconservadurismo en Alabama

La Constitución de Alabama prohibía los matrimonios interraciales hasta el año 2000. Hubo que esperar hasta ese año para suprimir todas las disposiciones racistas. Hasta principios de los años 2000, las decisiones de justicia locales estaban motivadas en ocasiones por ideas abiertamente racistas.

Sólo algunos condados más urbanizados se muestran favorables al matrimonio homosexual en Alabama. La mayor parte de los condados rurales, donde el cristianismo evangélico es preponderante, son hostiles al matrimonio homosexual.

Philca & carram / MensGo
(vía The New York Times del 10-01-2015 y Boston Globe del 11-01-2015)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg