El barrio de Shibuya abre las puertas en Tokio a las uniones civiles homosexuales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

El barrio de Shibuya abre las puertas en Tokio a las uniones civiles homosexuales

[blogMensGo, blog gay del 07-04-2015] La alcaldesa del distrito de Shibuya, un barrio moderno de Tokio, adoptó el pasado 31 de marzo de 2015 una ordenanza que pretende validar las uniones entre parejas homosexuales. Las primeras uniones de hecho entre gays y lesbianas se celebrarán allí a partir de julio, pero no tendrán ningún valor jurídico.

Aquí abajo, una visita a Shibuya en un autobús tradicional Hachi-ko. ¿Y por qué no alquilar un autobús en Shibuya, a partir de julio de 2015, para hacerse pareja de hecho? 😉

Autobús Hachi-ko en Shibuya. Pinchar para ir a Youtube. ©City.shibuya.tokyo.jp.

Autobús Hachi-ko en Shibuya. Pinchar para ir a Youtube. ©City.shibuya.tokyo.jp.

Se trata de una novedad en Japón. El texto se ha adoptado gracias a una mayoría de votos de los diputados de tres partidos políticos. Pero no de los del Partido liberal demócrata (PLD, en el poder), cuyo más ilustre representante, el Primer ministro Shinzo Abe, reside en Shibuya.

Las futuras uniones civiles homosexuales, llamadas «certificado de unión», sólo serán más o menos comparables a los matrimonios homosexuales en el barrio de Shibuya. Las autoridades del distrito concederán los mismos derechos y privilegios a las parejas homosexuales de hecho que a las parejas heterosexuales no casadas.

Dicho de otro modo, derechos muy parecidos, aunque no idénticos, a aquellos de los que se benefician las parejas heterosexuales casadas. Ejemplos: derecho a visitar a un cónyuge hospitalizado, posibilidad de alquilar un apartamento en pareja, derecho de una persona transexual a votar aunque su apariencia física contradiga su estado civil.

Más de 208 000 personas residían en Shibuya en 2008, según Wikipedia. Actualmente, este barrio moderno, turístico y comercial cuenta con 217 000 habitantes, de los cuales 9000 son extranjeros, según la prensa.

La alcaldesa de Shibuya piensa practicar una estigmatización inversa. En este caso, las personas físicas y morales que se nieguen a reconocer las uniones homosexuales en Shibuya verán sus nombres publicados en la página web oficial del distrito, incluso aunque el texto votado el 31 de marzo no tenga ningún valor legal.

Las futuras uniones civiles homosexuales se sitúan dentro de una iniciativa de Shibuya que pretende reforzar y promover la igualdad y la diversidad de género, pero también las minorías sexuales y los derechos de las personas. Por otra parte, el consejo municipal pronto lanzará una campaña de sensibilización sobre temáticas LGBT.

La institución de la unión civil homosexual, según Toshitake Kuwahara, alcaldesa de Shibuya, constituye un medio para devolver a las parejas de gays y lesbianas la autoestima y la confianza en un porvenir que no permita la estigmatización y el confinamiento dentro de un armario.
Las ciudades de Yokohama (la segunda metrópoli nipona) y Takarazuka (cerca de Osaka) y los barrios tokiotas de Setagaya y Toshima tenían previsto instaurar una unión homosexual similar.

La sociedad japonesa no es esencialmente homófoba, los japoneses – sobre todo entre los menos jóvenes – dicen tolerar la homosexualidad y sus atributos siempre que se realice con total discreción, es decir de una manera invisible, sin escándalos. Por esa razón la salida del armario no está de moda en el archipiélago nipón.

El propio Shinzo Abe se opone a la legalización del matrimonio homosexual, porque representaría, supuestamente, una amenaza para la familia tradicional japonesa. La constitución japonesa (art. 24) estipula que el matrimonio une a un hombre y a una mujer.

.....................

Comentario. Es poco probable que los residentes de Shibuya se casen en masa a partir del próximo mes de julio. The Economist piensa que poco más de 1000 habitantes del barrio aprovecharán la ocasión para «casarse» (entre comillas, ya que no se trata de un matrimonio de verdad).

En cambio, la iniciativa podría tener un enorme impacto turístico. Un poco sobre los japoneses que no residen en Shibuya, pero también y sobre todo entre los turistas chinos.

Desde hace unos meses, el gobierno japonés y los ayuntamientos intentan seducir a esta clientela un tanto particular. Los chinos tienen la cuádruple particularidad, a los ojos de muchos japoneses, de tener los medios para gastar (gracias a la debilidad del yen frente al yuan), de hacerlo sin pensar (tanto más porque el made in Japan goza de un gran prestigio en China), de ser maleducados (ruidosos, descarados) y poco espabilados (no contamos ya a los chinos que compran made in China en Japón).

Si las uniones civiles gays contribuyen a fomentar el comercio nipón, entonces dichas uniones serán buenas para Japón. Algo es algo.

Philca & carram / MensGo
(vía The Economist del 21-03-2015, The Japan Times del 31-03-2015, Dozodomo.com del 01-04-2015 y L'Express del 02-04-2015)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg