La justicia francesa niega la mención administrativa de « sexo neutro »

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

La justicia francesa niega la mención administrativa de « sexo neutro »

[blogMensGo, blog gay del 28-03-2016] El tribunal de apelaciones de Orléans (Loiret), denegó la mención de « sexo neutro » o « intersexo » en los documentos del registro civil de una persona intersexual. La sentencia del 22 de marzo de 2016 anula así una decisión tomada en primera instancia por un tribunal de Tours (Indre-et-Loire).

Repaso de los hechos

Una persona intersexual, nacida en Tours hace 64 años, fue declarada de sexo masculino por sus padres, aunque actualmente dispone de una vagina embrionaria y de un micropene, pero no de testículos. Esta persona, a quien llamaremos « señor X », tuvo una apariencia andrógina fuertemente femenina hasta los 35 años.

¿Hombre? ¿Mujer? ¿Neutro? ¿Intersexual? ¡Víctima de la administración!

¿Hombre? ¿Mujer? ¿Neutro? ¿Intersexual? ¡Víctima de la administración!

Después el señor X sufrió – por razones médicas – un tratamiento hormonal a base de testosterona que le dio una apariencia masculina que él considera « puramente artificial ». Se casó en 1993 y la pareja adoptó un niño.

El señor X, que no se considera ni hombre ni mujer, descubrió su intersexuación a los 12 años. Su identidad sexual no es por tanto ni la de un hombre ni la de una mujer, y tampoco inexistente.

Repaso del procedimiento

Ante el tribunal de primera instancia de Tours, el señor X pidió que en todos sus documentos de identidad figurase la mención « intersexual » o « sexo neutro » con respecto a la identidad sexual, es decir la mención que corresponde a su apariencia física principal (masculina), secundaria (femenina) y a su propio sentimiento y vivencias (neutro).

El tribunal de primera instancia de Tours aceptó su petición en una decisión del 20 de agosto de 2015, lo que suponía una primicia judicial en Francia.

El ministerio fiscal recurrió la sentencia afirmando que « la ley francesa no contempla en manera alguna la posibilidad de la mención de “sexo neutro” en el acta del registro civil », pero reconociendo que el Tribunal europeo de los derechos humanos (TEDH) hace del « derecho a la identidad sexual […] un aspecto fundamental del derecho al respeto de [la] vida privada » de todo individuo.

Mila Petkova, abogada del señor X, fundamentó su argumentación en el artículo 8 de la Convención europea de los derechos humanos relativa al derecho a la vida privada y familiar. La identidad sexual del señor X compete a la esfera privada y no a una decisión pública, según declaró ella.

Entre otros argumentos, como explicó la abogada, ningún texto legislativo o reglamentario francés « prohíbe la inscripción de un tercer sexo », y « el artículo 57 del código civil no da una definición precisa de sexo ».

El tribunal de apelaciones ha argumentado su decisión afirmando que « la petición del señor X supondría reconocer, con el pretexto de una simple rectificación del registro civil, la existencia de otra categoría sexual ».

Además, los magistrados han estimado que cualquier cambio del registro civil sería para el señor X « una contradicción con su apariencia física y su comportamiento social ».

Consecuencias judiciales

El señor X, según su abogada, quiere llegar « hasta el final » del proceso, « porque es su vida privada ». Por tanto llevará el caso al Tribunal de casación. Y, si hace falta, al TEDH.

« Enunciada de este modo, dicha decisión [del tribunal de apelaciones] constituye una violencia suplementaria – e inútil – impuesta al demandante con motivo, una vez más, de su estado de intersexuación », comentan los abogados Mila Petkova y Benjamin Pitcho en un comunicado.

Philca & carram / MensGo
(vía toda la prensa francesa del 23-03-2016, entre otros Le Monde y Libération)

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg