Nueva York suaviza las normas de la paternidad en favor de las parejas homosexuales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Nueva York suaviza las normas de la paternidad en favor de las parejas homosexuales

[blogMensGo, blog gay del 02-09-2016] El tribunal de apelaciones del Estado de Nueva York declaró el pasado 30 de agosto que el estatus de padre no podía limitarse a la paternidad biológica o a la adopción oficial de un niño. Al hacerlo, la juez Sheila Abdus-Salaam ha invertido una jurisprudencia manifiestamente homófoba en vigor desde 1991. La decisión de 2016 constituye un importante avance para los litigios relativos a la custodia de los niños en caso de separación – incluso en las parejas no casadas –  o de divorcio.

Sheila Abdus Salaam, aquí en mayo de 2013 durante su confirmación como jueza del tribunal de apelaciones de Nueva York, acompañada del gobernador Andrew Cuomo. ©governorandrewcuomo.

Sheila Abdus Salaam, aquí en mayo de 2013 durante su confirmación como juez del tribunal de apelaciones de Nueva York, acompañada del gobernador Andrew Cuomo. ©governorandrewcuomo.

Repaso de los hechos

Un contexto jurídico desfasado

Desde 1991 hasta el 29 de agosto de 2016, según la justicia del Estado de Nueva York, la paternidad no se determinaba por el grado de implicación de un cónyuge en la educación del hijo de su pareja. Hacía falta ser el padre o la madre biológicos del menor, o la persona que lo hubiera adoptado oficialmente, para beneficiarse del derecho de custodia o de visita después de la separación de la pareja.

Dicho de otro modo, los miembros de la pareja que asumieran las labores educativas y parentales sin disponer de un estatus legal de padre no tenían en teoría nada que decir ni ningún derecho en relación al niño en caso de separación o de divorcio, ni siquiera después de la muerte del único cónyuge considerado como padre legal.

La jurisprudencia se apoyaba en una decisión de 1991 que trataba – al igual que la de 2016 – el caso de una pareja de lesbianas.

A favor y en contra

La decisión del 30 de agosto de 2016 suma dos casos diferentes relativos a litigios sobre la custodia de niños criados por parejas de lesbianas, pero con ejemplos bastante diferentes.

En uno de los casos (caso de Brooke B. contra Elizabeth C.), una cónyuge sin vínculo legal con el menor (ni madre biológica ni madre adoptiva) reclamaba un derecho para visitar al hijo que su ex pareja había concebido por inseminación artificial mientras que ambas mujeres vivían juntas.

En el otro caso (caso de Estrellita A. contra Jennifer L.D.), una madre biológica quería prohibir todo derecho de visita a su ex pareja, que sin embargo había pagado los gastos de mantenimiento del menor.

La asociación Lambda Legal – que defendía a Brooke B. – se alegra de la decisión del 30 de agosto, que permitirá por fin al menor seguir viendo a su segunda madre.

Los partidarios de un statu quo jurídico afirman que una relajación de las leyes en vigor abriría la puerta a manipulaciones o actos malintencionados.

La sentencia del 30 de agosto de 2016

Las parejas del mismo sexo deben estar protegidas del mismo modo que las parejas heterosexuales, según la decisión del tribunal de apelaciones de Nueva York, porque el marco jurídico de 1991 ya no está adaptado a la sociedad de 2016.

La decisión de 1991 imponía un marco jurídico « inútilmente estrecho », según la opinión mayoritaria de cinco jueces redactada por Sheila Abdus-Salaam. Un marco tanto más estrecho en cuanto que la justicia impone a los menores separarse de una figura parental y no tiene suficientemente en cuenta el interés superior del menor.

Incluso una persona que pasa a formar parte de la pareja tras el nacimiento del niño puede beneficiarse, en casos concretos, de un derecho de custodia. Pero no se presupone una paternidad que no sea ni biológica ni adoptiva, y no será reconocida de manera automática. Según el tribunal, ha de haber un común acuerdo entre la pareja « para concebir un niño y criarlo en común ».

En cambio, la decisión de 2016 no retira en ningún caso el status de padre a los padres biológicos o adoptivos. Esta decisión no hace más que reforzar o instaurar derechos a favor del otro cónyuge o ex cónyuge.

Posibles repercusiones

En el primer caso (petición del derecho de visita), la demandante puede llevar de nuevo el caso a primera instancia, donde deberán adaptar su sentencia a la decisión de la más alta jurisdicción del Estado de Nueva York.

En el segundo caso (negar el derecho de visita), el tribunal de apelaciones confirma la sentencia de primera instancia según la cual la madre no biológica se considera –por su comportamiento y dedicación – también como madre del menor.

La decisión judicial de Nueva York se produce tras una decisión similar tomada en julio de 2016 por el tribunal de apelaciones de Maryland. La decisión de Maryland impone sin embargo una verificación exhaustiva de la naturaleza y de la realidad del vínculo parental. Ambos veredictos podrían propagarse a diversos estados vecinos. A Massachusetts, por ejemplo, donde en las próximas semanas se espera una decisión relativa a la definición legal de la paternidad.

Las decisiones de Maryland y de Nueva York podrían dar pie a protestas de la misma naturaleza por vía judicial. En particular en estados donde la justicia no reconoce ningún estatus a los padres no biológicos o adoptivos, incluidos los estados donde, como en Michigan recientemente, la justicia ya les ha denegado tal estatus.

Philca & carram / MensGo
Fuente principal: Wall Street Journal, 30-08-2016
Otras fuentes: thinkprogress.org, 30-08-2016.

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg