Poco importa que los padres sean gays, lesbianas o heterosexuales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Poco importa que los padres sean gays, lesbianas o heterosexuales

[blogMensGo, blog gay del 10-01-2017] Un equipo de la universidad de Kentucky dirigido por la profesora de psicología Rachel H. Farr ha confirmado que la orientación sexual de los padres adoptivos no tiene ninguna incidencia particular sobre la adaptación conductual de los niños en edad escolar. Este estudio, publicado el 20 de octubre de 2016 por la revista Development Psychology, confirma que la homoparentalidad y la adopción homoparental no tienen en sí mismas ninguna consecuencia negativa para el menor.

Rachel Farr y su equipo estudiaron a 96 familias adoptivas, de las que una mitad está compuesta por padres del mismo sexo (gays o lesbianas) y la otra mitad por padres heterosexuales. El estudio se titula Does Parental Sexual Orientation Matter? A Longitudinal Follow-Up of Adoptive Families With School-Age Children. ("¿Importa la orientación sexual de los padres? Seguimiento longitudinal de familias adoptivas con niños en edad escolar").

Familias homoparentales, ¡nos encanta! 🙂 ©Scott Griessel/123RF

El estudio concluye que la orientación sexual de los padres (gays, lesbianas, heterosexuales) no tiene ninguna incidencia para los hijos en edad escolar, ni en la adaptación con otros niños, ni con los padres, ni en el funcionamiento familiar.

Los posibles problemas eran previsibles no por la orientación sexual de los padres (o por la manera en que los hijos adoptivos la viven), sino por el estrés paterno y por los problemas de adaptación del menor constatados antes de la adopción o durante el periodo preescolar del niño. Cuanto menos estresados estuvieran los padres antes de la adopción, menos problemas de comportamiento tenían los menores después de la adopción.

Precisamos que, en los 96 casos estudiados, se trataba de adopciones de niños de corta edad. Se realizó el seguimiento a las 96 familias durante la infancia de los hijos adoptivos.

El equipo de Rachel Farr no observó ninguna diferencia significativa entre las familias homoparentales y heteroparentales con respecto a los problemas de comportamiento, los niveles de estrés, las relaciones de la pareja, el funcionamiento de la célula familiar y la adaptación relacional.

Una peculiaridad notable del estudio reside en que tiene en cuenta observaciones formuladas por los profesores de los hijos adoptivos. Los únicos efectos negativos, registrados aquí y allá, son manifestaciones homófobas contra los padres LGBT y contra sus hijos adoptivos, fuera cual fuera su origen (profesores, otros padres u otros niños).

En conclusión, la adopción homoparental no tiene ninguna consecuencia perjudicial para los padres y parejas de adopción ni para los niños. Rachel Farr sugiere una adaptación consecuente de las leyes, reglamentos y procedimientos con el fin de no introducir o fomentar motivos o motivaciones imaginarios (y homófobos).

……………

Comentario. Nada nuevo, aunque nunca está de más recordarlo.

Destacar también que Rachel Farr busca doctorandos para su laboratorio de investigación durante el curso 2017-2018. El laboratorio está especializado en cuestiones familiares, en particular en familias de padres LGBT.

Philca & carram / MensGo
Primera fuente consultada: The Huffington Post Canada, 05-01-2017.

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg