Salida del armario del atleta Colin Jackson: pros y contras

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Salida del armario del atleta Colin Jackson: pros y contras

[blogMensGo, blog gay del 04-09-2017] El atleta galés Colin Jackson, doble campeón del mundo y vice campeón olímpico en 110 metros valla, salió del armario el pasado 26 de agosto de 2017, con motivo del documental Regnbågshjältar (Héroes arcoíris) del que las cadenas de televisión suecas SVT1 y SVT emitieron el primer episodio ayer, 3 de septiembre.

Recordemos solo un par de elementos del contexto. Colin Jackson tiene actualmente 50 años y lleva una vida tranquila como comentarista deportivo en la BBC, catorce años después de poner fin a su carrera deportiva. No hablaremos aquí de su carrera, sino solo de las circunstancias ligadas a su salida del armario.

Aquí abajo un breve extracto de la salida del armario de Colin Jackson. Para ver un vídeo un poco más largo, acudid a la página del documental sueco.

Si eligió hacer pública su homosexualidad en el documental fue porque sus entrevistadores – un gay y una lesbiana – le convencieron de que no buscaban sensacionalismo.

En contra: una bala más que un trampolín

¿Un deportista que revela su homosexualidad después de haber puesto fin a su carrera aporta algo a la comunidad LGBT y a la lucha contra la homofobia en su deporte? La respuesta no está clara.

¿Haber esperado catorce años tras su retirada para aceptar públicamente su homosexualidad es algo susceptible de dejar huella? La respuesta tampoco está clara.

Lo que nos desconcertaba de esta salida del armario tan tardía era que Colin Jackson desmintió durante mucho tiempo ser homosexual. El asunto se remonta a 2006, cuando un tabloide británico le sacó del armario gracias a las revelaciones de su ex novio. Jackson negó entonces su homosexualidad y se inventó una heterosexualidad de cara a la galería. Solo su familia estaba al corriente de la verdad.

A favor: una salida del armario no tan fácil

Un artículo de Louis Staphles publicado el 29 de agosto de 2017 en el New Statesman nos hizo cambiar de opinión sobre el tema. El autor ofrece una brillante argumentación a favor de Colin Jackson en un texto impregnado no de simpatía o de compasión, sino de empatía.

Empatía,
Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.
(Diccionario de la lengua española de la RAE)

Es inútil plasmar aquí el conjunto de argumentos que propone Louis Staples. Mejor leer su texto que un resumen mal hecho.

Destacaremos solo dos argumentos que nos hicieron cambiar de opinión. Justo antes, Staples estigmatiza la reacción de aquellos que dicen « ¡Ya lo sabía! » con motivo de la salida del armario. Semejante reacción es una muestra de egocentrismo, incluso de egoísmo, porque privilegia la reacción de aquel que reacciona en vez de interesarse por lo que ha vivido aquel que sale del armario.

Staples recuerda que Jackson nació en 1967, año de transición, puesto que corresponde a la despenalización de la homosexualidad en Inglaterra y Gales (recordemos que Jackson es galés). La homofobia no se sofocó, más bien al contrario, con la irrupción del sida y la estigmatización añadida de los gays que lo sufrían cuando Colin Jackson tenía 20 años (en 1987).

El otro gran argumento de Louis Staples es que no podemos por un lado reclamar más salidas del armario y por otro recibir con sarcasmos a quienes salen del armario. Todos aquellos que lo han hecho tarde se arrepienten de no haberlo hecho antes. Pero los arrepentimientos vienen siempre después, es el principio mismo del arrepentimiento. Los únicos que no se arrepienten son los que no experimentan.

Colin Jackson se ha convertido en un hombre con experiencia. Por su fama y por su prestigio, incluso lustros después de sus logros deportivos, conserva un doble mérito ejemplar, por un lado para los jóvenes LGBT que planean salir del armario, por otro lado para los admiradores de su carrera y susceptibles de ahora en delante de considerar la homosexualidad de un modo más favorable.

¿Es necesario salir del armario públicamente incluso después de tanto tiempo y tras un periodo de negación? Tras reflexionarlo, creemos que sí, siempre y cuando se haga con benevolencia.

Philca & carram / MensGo
Fuente principal: New Statesman, 29-08-2017.
Primera fuente consultada: theguardian.com, 28-08-2017.

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg