En Berlín, un Gay Pride 2018 festivo, reivindicativo y… tormentoso

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

En Berlín, un Gay Pride 2018 festivo, reivindicativo y… tormentoso

[blogMensGo, blog gay del 06-08-2018] Para su cuadragésima edición, el Gay Pride de Berlín, celebrado el sábado 28 de julio de 2018, contó con unos desagradables invitados de última hora: un viento casi tempestuoso de fuerza 10 y violentas tormentas que se materializaron sobre un eje Potsdam-Berlín. Resultado, las 600 000 personas que habían participado en el desfile estaban entre las 75 000 y 80 000 en el momento final, pero los bomberos interrumpieron a partir de las 19.50h el concierto posterior al desfile en la Puerta de Brandeburgo, por riesgo de accidente o de caída de algún árbol. Si bien la fiesta quedó en parte gafada por el clima, no hubo que lamentar ningún herido.

Para hacerse una idea del evento – y del calor ambiental – no hemos encontrado nada mejor que este vídeo de casi cuatro horas, donde se entremezclan entrevistas, comentarios e imágenes del desfile, todo con una buena calidad de sonido y de imagen...

« ¡Mi cuerpo, mi identidad, mi vida! »

Más conocido localmente por las siglas CSD (Christopher Street Day, en memoria de la calle neoyorquina donde tuvieron lugar las revueltas de Stonewall en 1969), el Gay Pride berlinés lucía, para su edición de 2018, un eslogan dedicado particularmente a la lucha por los derechos de las personas trans: « ¡Mi cuerpo, mi identidad, mi vida! » (Mein Körper,meine Identität, mein Leben!).

Las siglas CSD que dan nombre al Gay Pride berlinés no se escogieron por casualidad. El CSD de Berlín nació en junio de 1979, es decir diez años después de los tumultos del Stonewall. Entre 400 y 500 personas formaron parte de la primera edición, es decir mil veces menos que en la actualidad. Desde entonces, el evento se ha convertido en una auténtica institución nacional, incluso internacional, y las personalidades de toda clase política participan en él a título oficial u oficioso. Este año fue Klaus Lederer, senador de Berlín por la Cultura, quien inauguró de manera oficial el desfile.

Por primera vez en su historia, el CSD de Berlín tenía lugar en la era del matrimonio homosexual, en vigor desde el 1 de octubre de 2017. Se aprecia un progreso notable, pero la homofobia sigue bien presente en Alemania y la igualdad de derechos está lejos de ser completa. La diferencia de tratamiento entre homosexuales y heterosexuales sigue siendo flagrante en materia de derechos familiares y de identidad de género, en particular para los documentos del registro civil (homosexuales) y para el cambio de género (trans).

De hecho, la edición de 2018 ha formado una plataforma con 11 reivindicaciones importantes. Es decir la tarea que aún queda por cumplir por parte de las autoridades políticas, administrativas y judiciales, pero también en los medios, para que Alemania se proclame, a largo plazo, verdaderamente friendly.

Un desfile diferente a los demás

Unas 45 formaciones a pie – nuevo récord – y 70 carrozas desfilaron por las calles del antiguo Berlín Oeste. Unas 100 000 personas hicieron el recorrido oficial, bajo la mirada de 500 000 simpatizantes o simples curiosos.

Para sumergirse durante casi dos horas en el desfile, basta con ver este vídeo con sonido directo y una buena calidad de imagen:

Una de las personalidades más significativas de este año fue la refugiada siria transgénero Katia al-Shehaby, que desfiló con su hermano gemelo Nour. Estas dos personas representaban una doble causa: la de los refugiados y la de las personas trans. Katia, que aún no ha terminado su tratamiento hormonal, admite sin embargo que Alemania es mucho más benevolente que Siria con respecto a las personas como ella, y por eso salió del armario trans en 2015, una vez establecida en Alemania.

Por culpa de la tormenta, el DJ Felix Jaehn, la cantante israelí Netta – ganadora de la pasada edición de Eurovisión – y la rapera Sookee no tuvieron tiempo de prender fuego a la noche. E incluso aunque lo hubieran hecho, la tormenta no habría tardado en apagar las llamas.

Contrariamente a la mayor parte de Gay Prides, este de Berlín está financiado enteramente con dinero privado, sabiendo que los poderes públicos asumen gratuitamente misiones de seguridad que ciertos países cobran a un precio muy elevado.

¿Vas apurado, pero quieres ver todo el CSD de Berlín 2018 en menos de ocho minutos y con sonido no comentado? Mira este vídeo...

El evento fue retransmitido en directo y en streaming en csd-berlin.de y en Facebook. Para una narración textual y con imágenes en versión blog, pincha aquí.

Philca & carram / MensGo

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg