Sudáfrica planea prohibir toda negativa a celebrar un matrimonio homosexual, incluso por motivos religiosos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Sudáfrica planea prohibir toda negativa a celebrar un matrimonio homosexual, incluso por motivos religiosos

[blogMensGo, blog gay del 25-08-2018] La comisión de Interior del Parlamento sudafricano ha validado de manera unánime una enmienda de la sección 6 de la ley de 2006 sobre uniones civiles que, hasta ahora, autorizaba a cualquier funcionario del registro civil a negarse a celebrar un matrimonio homosexual por motivos de religión, de conciencia o de creencia personal. La diputada Deirdre Carter, del partido Cope (Congreso del pueblo, rama disidente del ANC), había presentado dicha enmienda el 15 de agosto de 2018, asegurando que negar la celebración de un matrimonio homosexual sin razón jurídica válida atenta contra la Constitución.

La diputada Deirdre Carter quiere prohibir a los funcionarios sudafricanos practicar la homofobia. ©twitter.com/0deidre

Los funcionarios homófobos practican la negación de la igualdad

La diputada del Estado libre ha podido constatar, en la provincia de KwaZulu-Natal, donde reside, que numerosas parejas homosexuales se ven obligadas a casarse a veces lejos de su casa cuando el funcionario de su circunscripción se niega a celebrar su matrimonio bajo pretextos diversos.

De los 1130 funcionarios del registro civil habilitados para celebrar matrimonios civiles en Sudáfrica, nada menos que 421 obtuvieron una exención relativa a los matrimonios homosexuales. Solo el 28,6 % de las sucursales del Ministerio del Interior disponen de funcionarios que aceptan celebrar uniones homosexuales.

Ciertos encargados de celebrar matrimonios aprovechan su función para insultar a las parejas homosexuales o para pronunciar palabras desagradables en su contra antes de anular la ceremonia. La diputada Carter constata que los funcionarios cristianos se niegan a unir a parejas homosexuales en nombre de sus propias convicciones religiosas, mientras que aceptan casar a parejas heterosexuales musulmanas o ateas.

Los funcionarios homófobos (puntos rojos) hacen del matrimonio homosexual un derecho arbitrario en Sudáfrica. ©Triangle Project

Hacia una revisión legislativa (y quizá constitucional)

Una subcomisión parlamentaria se encargará ahora de proponer una serie de enmiendas con el fin de derogar esa famosa sección 6 de la ley nº. 17 de 2006, porque infringe las estipulaciones de las secciones 9 y 10 del capítulo 1 de la Constitución, relativas a la igualdad y a la dignidad humana respectivamente.

El Tribunal constitucional ya había tenido ocasión de decir, antes de la ley de 2006, que es inconstitucional para el Estado, para la administración y para las empresas otorgar el beneficio del matrimonio a las parejas heterosexuales sin otorgárselo también a las parejas homosexuales. La sección 15 de la Constitución reconoce un « derecho a la libertad de conciencia, de religión, de pensamiento, de creencia y de opinión », pero subordina dicho derecho al respeto de las otras estipulaciones de la ley fundamental.

La derogación de la sección 6 podría llevar cierto tiempo, ya que varios de sus elementos son comunes a otras leyes y reglamentos, concretamente a las secciones 9 y 15 de la ley de 1961 sobre el matrimonio. Al igual que la sección 6 de la ley sobre uniones civiles, la sección 2 de la ley sobre el matrimonio autoriza a un magistrado a validar o rechazar un matrimonio según su propia conciencia.

Los curas tendrán derecho a seguir siendo homófobos

La comisión parlamentaria señaló que la Constitución prevalece sobre todos los elementos de las leyes de 1961 y 2006 que infrinjan los derechos fundamentales de las parejas del mismo sexo. La derogación de las secciones homófobas es inevitable, pero los trabajos de la subcomisión encargada de modificar la ley llevarán cierto tiempo. Con el fin de no ocasionar ningún retraso perjudicial para las parejas homosexuales que deseen casarse, la comisión parlamentaria ha « pedido al Ministerio del Interior que establezca mecanismos que permitan asegurar que a ninguna pareja del mismo sexo se le negará el derecho a casarse ».

Señalar que las enmiendas introducidas por la diputada Carter conciernen exclusivamente a las uniones civiles celebradas por funcionarios, no a las uniones religiosas celebradas por ministros de culto, que siguen siendo libres de celebrar o no uniones religiosas entre personas del mismo sexo.

Philca & carram / MensGo

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg