Alemania se prepara para legalizar un tercer género

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Alemania se prepara para legalizar un tercer género

[blogMensGo, blog gay del 30-08-2018] El gobierno alemán validó el pasado 15 de agosto un proyecto de ley que pretende instaurar un tercer género legal en los documentos del registro civil, en particular en las actas de nacimiento. El texto aún debe ser validado por el Bundestag (cámara baja del parlamento), en principio antes de final de año. En ese caso, Alemania se convertiría en uno de los primeros países europeos – después de Países Bajos y Austria – en ofrecer, mediante este reconocimiento administrativo, un semblante de estatus a las personas interesexuales.

¿Un signo de diversidad?

El Ministerio federal del Interior y de la Vivienda presentará el proyecto de ley en el Bundestag. En el futuro, las actas de nacimiento tendrán tres opciones relativas al sexo del bebé: masculino, femenino y diverso. Sin embargo, habrá que presentar un certificado médico para reconocer esa « tercera opción » de manera oficial.

¿Niño, niña, o "diverso"?©123RF/rioblanco

La tercera opción era reclamada desde hace tiempo por las asociaciones LGBTQI. Katarina Barley, ministra de Justicia y miembro del Partido socialdemócrata (SPD, miembro de la coalición en el poder junto a los conservadores), reconoce que « ya es hora de modernizar la ley del registro civil ». Y añade que « nadie debería ser objeto de discriminación por su identidad sexual ». Pero, como veremos más adelante, es motivo de controversia.

Franziska Giffey, ministra federal de Familia y miembro también del SPD, celebra este paso importante hacia el reconocimiento jurídico de las personas cuya identidad de género no es ni masculina ni femenina.

Günter Krings, secretario de Estado encargado de las Relaciones con el Parlamento, recuerda que la nueva ley se limitará a las personas intersexuales y no afectará a las personas transgénero. Una declaración que, como se verá a continuación también, contradice un poco los requerimientos del Tribunal constitucional.

Una simple adecuación a las normas...

De hecho, fue el Tribunal constitucional de Karlsruhe el que ordenó, el 8 de noviembre de 2017, la legalización de un tercer sexo administrativo a más tardar el 31 de diciembre de 2018. La más alta jurisdicción alemana había dejado al legislativo la elección de la terminología aplicable en el futuro a ese tercer género en las actas de nacimiento y en cualquier otro documento oficial de identidad.

El fallo del Tribunal constitucional anulaba así una jurisdicción anterior del Tribunal federal de justicia, que no consideraba necesario ir más allá de la reglamentación en vigor. El sistema administrativo alemán propone, en efecto, desde mayo de 2013, una medida a favor de las personas intersexuales de nacimiento, es decir sin identidad sexual indiscutible, ya que sus padres pueden elegir no precisar el sexo al nacer. Las personas sin sexo administrativo pueden después optar por uno u otro sexo, o no elegir ninguna de las dos opciones.

De ahí la utilidad de la famosa tercera opción, que no requiere un juicio de valor ni formalidades particulares, pero sí un certificado médico.

… pero por lo menos una tercera opción

El actual régimen alemán con respecto a las personas intersexuales está en un punto muerto administrativo: no existe obligación de identificarse como hombre o como mujer, ni tampoco estatus jurídico-administrativo específico – por lo tanto no existe reconocimiento oficial definitivo de una intersexualidad o de un tercer género. Dicho de otro modo, ni negación total ni el verdadero reconocimiento legal.

El Tribunal constitucional, en su fallo de noviembre de 2017, precisaba que su decisión afectaba también a cualquier identidad sexual que hubiera evolucionado, por ejemplo la de las personas transgénero, contrariamente a las estipulaciones discriminatorias de la legislación aún sin enmendar. Parece que el proyecto de ley presentado en el Bundestag está aún lejos de realizarse.

Los verdes votan en rojo

El texto presentado en el Bundestag no suscita el entusiasmo de la clase política, ni siquiera de su franja más progresista. « Carente de ambición y condescendiente, el proyecto de ley sobre la tercera opción es una tragedia », denunciaron de inmediato los ecologistas (die Grünen) en un comunicado. Ven en este texto el intento de la política federal de discriminar a las personas transgénero e intersexuales, mientras que el fallo del Tribunal constitucional sugería una ley más respetuosa de sus derechos y de su dignidad.

El comunicado del partido ecologista se rebela concretamente contra la no supresión del certificado médico obligatorio para cualquier cambio de género y contra las cirugías de reasignación sexual o tratamientos hormonales practicados en niños pequeños, aunque ni su vida ni su integridad física corran peligro.

« Con su proyecto de ley, el gobierno federal demuestra lo poco que entiende la diversidad de géneros », concluye el comunicado de los Verdes. La alianza ecologista promete introducir enmiendas parlamentarias más respetuosas sobre el derecho a la autodeterminación de las personas sin patologización, sin estigmatización, sin restricción y sin condescendencia.

Sin condenar el nuevo proyecto de ley, la ministra federal de Familia estima que la actual ley sobre personas transgénero debe derogarse y ser reemplazada por una ley moderna y más respetuosa con la diversidad de géneros. Franziska Giffey considera que someter a las personas transgénero a tratamiento psiquiátrico es algo que ha quedado obsoleto.

Dritte Option reclama más valentía

Las asociaciones especializadas no se muestran muy entusiastas. El colectivo Dritte Option, que milita por un reconocimiento auténtico e incondicional de las personas intersexuales, no oculta su decepción.

Cierto, Dritte Option celebra la elección de la mención « sexo diverso » (diverses Geschlecht) en vez de una fórmula tipo « otro sexo » o « sexo diferente ». En cambio, la asociación no acepta que el gobierno haya omitido el tema relativo a las personas transgénero y al cambio de género, con el pretexto de que, en caso contrario, el Bundestag no habría tenido tiempo de votar la ley dentro de los plazos establecidos.

Dritte Option reclama una doble reforma jurídica que « prohíba las intervenciones médicas en niños intersexuales sin su consentimiento » y que libere a las personas transgénero de su yugo médico y administrativo.

Fuera de Europa y en el resto del mundo

En Países Bajos, en mayo de 2018, el tribunal de Limbourg otorgó el derecho a una persona intersexual de obtener un acta de nacimiento sin mención de sexo masculino o femenino. La jurisdicción regional dijo anticipar una indispensable modificación de las reglas aplicables al registro civil, que el legislativo tendría que confirmar lo antes posible.

En Austria, en junio de 2018, el Tribunal constitucional se apoyó en el artículo 8 de la Convención europea de derechos humanos para exigir al legislativo que legalizara un tercer sexo. Allí también, la jurisdicción suprema austriaca dejó al legislativo la elección de una terminología respetuosa.

Ningún país europeo ha legislado todavía, de manera definitiva, sobre la institución de un tercer género. Solo lo han hecho escasos países no europeos tales como Australia, Nueva Zelanda, India y Nepal.

Philca & carram / MensGo

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg