San Marino se dispone a instaurar la unión civil

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

San Marino se dispone a instaurar la unión civil

[blogMensGo, blog gay del 22-11-2018] El Gran Consejo general de San Marino validó en segunda y última lectura, el pasado 15 de noviembre, un texto de ley que pretende instaurar una unión civil para parejas no casadas, sea cual sea el sexo de los cónyuges. La futura unión civil homosexual y heterosexual fue aprobada con 40 votos a favor, 4 en contra y 4 abstenciones. La nueva ley, publicada el 20 de noviembre de 2018 en el Boletín oficial, debe entrar en vigor « el decimoquinto día después de su publicación legal », por lo tanto, en principio el 4 de diciembre de 2018. Formará parte del derecho de San Marino, del mismo modo que una enmienda legislativa (adoptada en diciembre de 2017) que autoriza los matrimonios entre extranjeros del mismo sexo y una enmienda constitucional (que no se ha votado aún) que prohíbe toda discriminación fundamentada en la orientación sexual. Pero ninguno de estos textos autoriza a las parejas homosexuales de San marino a casarse ni a adoptar hijos sin vínculo biológico con uno de los dos cónyuges.

Captura de pantalla de Unioni Civili per San Marino en Facebook.

Los 14 artículos de la ley del 15 de noviembre de 2018 autorizan a las parejas heterosexuales, gais o lesbianas a contraer unión civil mediante una ceremonia pública. En cambio, no les otorgan más que ciertos derechos idénticos a los de las parejas heterosexuales casadas y limitan las posibilidades de adopción.

Concretamente, la ley estipula que la unión civil se da entre « dos personas mayores de edad del mismo sexo o de distinto sexo » (art. 1) « mediante una declaración común hecha ante el secretario judicial o su representante » (art. 3). También puede tratarse de la conversión en unión civil de un matrimonio homosexual contraído en el extranjero (art. 3). Las parejas que contraigan unión civil se beneficiarán de los mismos derechos que las parejas casadas en lo relativo al permiso de residencia y ciudadanía, las normas de seguridad social, las pensiones de jubilación, la sanidad y los derechos sucesorios (art. 9). El artículo 10 no habla expresamente de adopción, sino de « reconocimiento de los menores »; aquellos « nacidos dentro de la unión civil » se beneficiarán de las normas habituales de filiación, mientras que los nacidos anteriormente (se trataría por tanto de un « menor biológico ») serían integrados a la unión civil siempre y cuando tengan al menos 16 años y den su consentimiento. Los menores de 16 años no podrán ser integrados salvo que el cónyuge dé su consentimiento.

Destacar que el artículo 11 prohíbe explícitamente toda discriminación con motivo del « estatus de pareja civil unida ». No lo dice claramente, pero se trata de un primer artículo de ley que pretende luchar contra la homofobia en San Marino.

Una ley (relativamente) innovadora en un país (fuertemente) conservador.

El texto inicial había sido presentado el 18 de diciembre de 2017 ante el Parlamento, seguido de una iniciativa popular y de la promesa, por parte de la coalición de centro-izquierda en el poder, de promulgar una ley sobre uniones civiles y, más específicamente – por razones turísticas – las uniones civiles homosexuales. Validado en primera lectura el 7 de marzo de 2018, el texto sufrió después la introducción de enmiendas más restrictivas. De este modo fue suprimida la disposición que proponía un derecho a la adopción plena o incondicional de los menores.

San Marino despenalizó la homosexualidad en 1864, pero una ley de 1974 volvió a penalizar – antes de ser abolida en 2004 – las relaciones homosexuales susceptibles de causar un « escándalo público ». Se consideraba escandaloso mostrar proximidad con una persona del mismo sexo repetidas veces. La ley de 1974 nunca se aplicó, según Wikipedia. Las parejas del mismo sexo – incluidas las parejas extranjeras – tienen el derecho a vivir juntas en San Marino solo desde 2012.

En el vídeo de aquí debajo, la presentación oficial de San Marino omite dos hechos importantes. Primero, la minúscula república es un paraíso fiscal donde sus 33 394 residentes (según el censo oficial de septiembre de 2018) se benefician de un tratamiento de favor. Segundo, San Marino fue hace tiempo sinónimo de infierno para los gais, las lesbianas y las parejas homosexuales que osaban mostrarse como tal.

Philca & carram / MensGo

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg