Gurshad Shaheman y Jeremy O. Harris, dos generaciones de dramaturgos gays que sacuden los códigos del teatro

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Gurshad Shaheman y Jeremy O. Harris, dos generaciones de dramaturgos gays que sacuden los códigos del teatro

[blogMensGo, blog gay del 20-03-2019] El uno recorre los escenarios teatrales desde hace quince años; el otro escribe mientras estudia dramaturgia en Yale. El uno se expresa – sin ningún acento – en un idioma, el francés, del que no pronunció su primera palabra hasta la adolescencia, e invierte la perspectiva al traducir las obras no del francés a su persa natal, sino del persa al francés; el otro está montando su última obra teatral sin haber terminado sus estudios y elige de entrada invertir la perspectiva, donde el gay negro se apropia del gay (o hetero) blanco. Gurshad Shaheman y Jeremy O. Harris componen cada uno una obra dramatúrgica donde la homosexualidad no es ni un pretexto ni un fin en sí mismo, sino el punto de referencia de un recorrido singular.

Gurshad Shaheman, un dramaturgo que invita

Pourama Pourama, de Gurshad Shaheman, es una obra que ensambla tres piezas teatrales más o menos distintas, escritas a lo largo de tres años. Rememorando al padre del autor y la vida en Irán, Touch Me habla del sentido del tacto. Rememorando a la madre del autor y el exilio a Francia, Taste Me hace referencia al gusto. La tercera pieza, Trade Me, relata una vida en Francia donde las relaciones homosexuales de pago apelan al sentido del gusto y del tacto.

Aquí debajo, Gurshad Shaheman presenta el concepto y el enfoque de Pourama Pourama (si el vídeo no se reproduce, también se puede ver aquí).

El título Pourama Pourama hace referencia a una canción de Patricia Kaas. Solo diremos que la canción sonaba por la radio en 1990, cuando el joven Gurshad llevó a Francia sin conocer el idioma ni a los artistas de variedades. Pero la anécdota que cuenta para explicar el origen del título es bastante sabrosa.

Nada menos que tres escenografías y tres lugares diferentes: el público sentado o recostado en cojines en una sala de teatro, después traslado a un edificio anexo situado a 150 metros para cenar en sillas, y después regreso al teatro principal en una tercera sala donde el público rodea un espacio cuadrado traslúcido gracias a unas cortinas transparentes. En las dos primeras partes, solo se oye la voz de Gurshad y, en la tercera, aparece (casi) solo en el escenario, con el micrófono colgado de la oreja, durante más de hora y media.

Aquí debajo, el tráiler de Touch Me, primera parte de la trilogía Pourama Pourama.

Como sugiere la imagen, el actor-director corre un riesgo increíble: si nadie se acerca a tocarle antes de que pasen 59 segundos, la primera parte del espectáculo se detendrá.

Durante la segunda parte, Gurshad se encarga él mismo de la cocina y del servicio, mientras que la banda sonora entremezcla su voz con canciones de 1990.

Para la última parte, Gurshad aparece rodeado de cortinas transparentes, solo y al mismo tiempo acompañado de personas elegidas al azar entre el público.

Es en la segunda parte donde narra sus primeras emociones y retozos homosexuales. La tercera parte se centra de una manera más extensa, más precisa, más intensa y más cruda en la sexualidad, la de un hombre de 22 años, de origen iraní, que comercia con su cuerpo a un precio único de 80 francos de la época (unos 12 euros), aunque el encuentro dure dos minutos o se prolongue durante todo el día.

Traicionaríamos a la obra y al autor si nos limitáramos a resumir los hechos. Desde los primeros minutos, su voz en off cautiva al público más aún que su presentación escénica (la apertura del espectáculo consiste en ofrecer al público un vodka con sirope de frutos rojos). Desde los primeros minutos y hasta las últimas palabras del espectáculo, el público se deja seducir por un fraseo único, por unas declaraciones memorables y una calidad de escritura hipnótica.

He aquí un breve tráiler de Pourama Pourama con subtítulos en francés.

Los afortunados que vivan o pasen por el Departamento del Norte podrán asistir al espectáculo Pourama Pourama, de Gurshad Shaheman, los días 3 y 4 de abril de 2019 en el teatro de Manège, en Maubeuge, por el increíble precio de 10 euros, cena incluida.

Pourama Pourama existe también en forma de libro (144 páginas, 15 €) publicado por Les Solitaires intempestifs.

Jeremy O. Harris, un dramaturgo que defiende a su raza

Las revistas angloparlantes multiplican los artículos sobre Jeremy O.Harris. Este artículo, publicado hace dos semanas en The Economist, nos hizo descubrir a este autor. Un joven de 29 años que todavía no tiene su diploma de fin de estudios (estudia dramaturgia en Yale), pero cuya bibliografía cuenta ya con cuatro obras teatrales y otras cuatro obras más cortas. Ninguna de sus ocho piezas parece haber sido publicada.

Aquí debajo, Jeremy O. Harris explica por qué y cómo se hizo dramaturgo. Imagen y sonido (inglés con subtítulos en inglés) de excelente calidad, ya que el rodaje estaba codirigido por Gucci...

Y, para leer Water Sports; or Insignificant White Boys habrá que esperar a junio (Estados unidos) o julio de 2019 (Europa). Esta obra plantea cómo sería un encuentro entre el escritor James Baldwin y el fotógrafo Robert Mapplethorpe.

El avance de la obra (el 5 de julio de 2015, James Baldwin y Robert Mapplethorpe planearon tomar juntos el brunch) sugiere varios de los temas y obsesiones de los que Harris habla en un apasionante ensayo titulado Decolonizing My Desire. En ese ensayo descubrimos cómo un joven gay y negro ha conseguido madurar y estudiar en un universo blanco y heteronormativo. Jeremy O. Harris revela en este texto los fundamentos de su temática obsesiva: el cuerpo y la mirada (de sí mismo y de los demás, sobre sí mismo y sobre los demás), el sexo, el color de la piel, la raza, la cultura.

Descubrimos también unos temas y una fraseología que nos hacen pensar en otro escritor negro y gay, Jarrett Neal, del que ya habíamos hablado aquí. Ambos están obsesionados con la cuestión racial, con los comportamientos, los condicionamientos y los prejuicios que implica. Ambos han tratado el tema de la industria pornográfica; Harris en Xander Xyst, Dragon: 1 y Neal en What Color Is Your Hoodie? Essays on Black Gay Identity. Ambos autores adoptan de buen grado un enfoque a la veces autoficticio y sociológico. La diferencia radica en la fascinación de Harris por los blancos (sus cuerpos y también su cultura, de la que está impregnado), que le ha llevado a una operación de desintoxicación física e ideológica que él nombra con la palabra descolonización.

Jeremy O. Harris y Danya Taymor, autor y directora de Daddy, la noche del estreno. © Anita & Steve-Shevett

El dramaturgo americano está de actualidad por su obra Daddy, que han aceptado producir pese a la juventud y falta de popularidad del autor, pese a las escenas de desnudo, pese a los dibujos de carácter sexual y pese a la presencia en el escenario de una piscina de verdad, cuya instalación habría costado 100 000 dólares, según The Economist. El público puede ver la obra desde febrero, pero el estreno de Daddy tuvo lugar de manera oficial el 5 de marzo de 2019.

La historia trata los temas mencionados más arriba: el encuentro de dos hombres, dos cuerpos, dos miradas; un joven artista negro y coleccionista blanco y maduro.

Jeremy O. Harris también es autor, entre otras, de la obra Slave Play, que dio lugar a las dos entrevistas que presentamos a continuación. La primera, con Brittany Jones-Cooper...

… y la segunda, con Saeed Jones, donde explica también las técnicas de su puesta en escena...

Tanto Gurshad Shaheman como Jeremy O. Harris retratan lo que la sociedad piensa sobre ciertas poblaciones minoritarias y la mirada que tal persona o tal población ejerce sobre otra persona u otra población. Ambos autores lo hacen de una manera más o menos explícita, ya que se trata de contar la orientación sexual y la manera de vivirla. Ambos se dirigen a un público cuya mayoría no es especialmente joven, ni gay, ni marginal (es decir, al margen del pensamiento dominante).

Pero, mientras que Gurshad prefiere dejar que el público se forme su propia opinión sobre la actitud de la sociedad sobre los extranjeros, los homosexuales, los disidentes, etc., Jeremy adopta una postura mucho más frontal donde las palabras (des)colonización y esclavitud nunca están muy alejadas.

En resumen, tenemos aquí a dos autores prometedores que han despertado nuestra curiosidad.

Philca & carram / MensGo

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg