El Tribunal supremo de Brasil penaliza la homofobia y la transfobia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

El Tribunal supremo de Brasil penaliza la homofobia y la transfobia

[blogMensGo, blog gay del 19-06-2019] El pasado 13 de junio, el Tribunal supremo de Brasil (STF) estimó por ocho votos contra tres que la homofobia y la transfobia deben ser juzgadas de la misma forma que los crímenes y delitos racistas, pese a la ausencia de una ley específica. La más alta jurisdicción brasileña invita además al Congreso a legislar lo antes posible sobre el asunto. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, cuyos discursos son homófobos, sexistas y racistas, se ha rebelado contra esta decisión judicial en un país que ostenta el récord mundial de agresiones y crímenes homófobos y transfobos.

Aquí debajo, la sesión plenaria del 13 de junio de 2019 – con traducción en lenguaje de signos – que concluye con la penalización de los actos homófobos o transfobos...

Los 11 jueces se pronunciaron de manera más clara durante la sesión del 13 de junio a favor de la penalización de los actos anti LGBT (8 votos contra 3) que durante una votación anterior, celebrada el 23 de mayo (6 votos contra 0), cuando 5 de los jueces se abstuvieron, lo que explica el aplazamiento de la votación definitiva. Los jueces Celso de Mello, Edson Fachin, Alexandre de Moraes, Luís Roberto Barroso, Rosa Weber, Luiz Fux, Cármen Lúcia y Gilmar Mendes decantaron la balanza el 13 de junio en favor de las sanciones penales contra los actos LGBTfobos.

El Tribunal supremo constata que existe de momento un vacío jurídico en materia de lucha contra la LGBTfobia y que dicho vacío es inconstitucional, ya que es contrario al artículo 3, párrafo IV, de la Constitución federal, que estipula que la República debe promover el bien de todos, sin prejuicios ni discriminación de ninguna clase. Mientras se espera la votación de una ley específica en el Congreso, los autores de actos homófobos o transfobos serán juzgados desde el punto de vista de los artículos del código penal relativos a los actos racistas. Los autores de dichos actos se exponen a partir de ahora a penas de hasta cinco años de cárcel, conforme a la ley 7716 de 1989 sobre actos racistas. En caso de muerte, el motivo de discriminación LGBTfoba se convierte en una circunstancia agravante. Por último, las sanciones penales aplicables a actos homófobos o transfobos no contravienen el libre ejercicio de la religión, según el STF, ya que ese libre ejercicio solo está autorizado en la medida en que no constituya un discurso de odio.

La jueza Carmen Lúcia declaró que el número de homosexuales y de transgénero víctimas de homotransfobia (según su neologismo en portugués) era demasiado alarmante como para esperar a que el Congreso pusiera fin a esta « situación de auténtica barbarie ».

Según la asociación Grupo Gay da Bahia (página www.ggb.org.br inaccesible en el momento de escribir esto), la mortalidad causada por la LGBTfobia ha aumentado un 30 % en un año en Brasil, contabilizando 387 muertes y 58 suicidios en 2017. La asociación contabilizó después 420 muertes LGBTfobas en 2018 y 141 víctimas desde enero de este año.

Por su parte, Transgender Europe contabilizó 171 crímenes transfobos en Brasil a lo largo de 2017.

Brasil sufre así dos formas institucionales de LGBTfobia: las declaraciones de odio del presidente Bolsonaro y el conservadurismo intolerante del Congreso, influidos ambos por el fanatismo evangélico. Es verdad que existe un ministerio de Derechos de la persona en Brasil, pero el jefe del Estado le privó de sus potestades en lo referente a las personas y los sujetos LGBT.

Aquí debajo, otro vídeo de la sesión plenaria del 13 de junio de 2019 – mismo contenido, misma duración.

Por lo tanto no es seguro que el Congreso se disponga a votar una ley que pretenda penalizar los actos homófobos. La comunidad LGBT brasileña ha celebrado en cualquier caso la decisión judicial calificándola de histórica – aunque esta victoria judicial no es muy susceptible, al menos a corto plazo, de reducir la criminalidad LGBTfoba.

Recordemos que Brasil confirmó la legalidad de la unión civil gay en 2011, después legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en el conjunto del territorio federal a partir del 14 de mayo de 2013.

Philca & carram / MensGo

No hay comentarios

Agregar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg